Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Salud

Etiquetas:   Cardiología   Tecnología   -   Sección:   Salud

Formación continuada para cardiólogos: de la tiza al “redflix”

Hoy en día harían falta 21 horas al día para leer todos los papers que se publican de una única especialidad
Kaik Espada Martín
sábado, 18 de noviembre de 2017, 10:34 h (CET)

Fundcred10

Cualquier persona podría pensar que basta con aprobar la carrera Medicina, realizar el examen MIR y superar la residencia en un hospital para que un médico esté capacitado para resolver con excelencia los problemas de salud que se presentan en la práctica clínica diaria. Nada más lejos de la realidad. Los incesantes cambios en las necesidades de la población, los constantes descubrimientos científicos y los avances tecnológicos plantean a los profesionales sanitarios el reto de mantenerse activos en lo que se refiere a su formación. Este proceso de aprendizaje permanente se denomina formación continuada y se entiende como un compromiso personal, ético y profesional del propio médico.

Lo explica el doctor José Ramón González-Juanatey, Jefe Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela: “Como médico, tienes que intentar ofrecer a tus pacientes la Medicina de hoy y no la de hace diez años; y, para ello, un programa de formación continuada y la implicación en él, es algo crítico”. Este catedrático de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela afirma que la formación continuada es “el elemento central que posibilita, en cierta medida, la excelencia en el ejercicio de la Medicina”.

Sin embargo, conciliar trabajo, familia y estudios no es sencillo. Aunque Internet ha venido a acabar con los horarios rígidos, la asistencia obligatoria y demás factores que impedían al médico cumplir con su compromiso de formación continuada de forma presencial, también ha planteado un serio problema: la infoxicación. Bajo este término se denomina a la sobrecarga de información que hoy en día circula en Internet. Para entenderlo mejor cabría decir que hoy en día harían falta 21 horas al día para leer todos los papers que se publican de una única especialidad. De seguir este ritmo, los expertos prevén que en el año 2020 habrá 200 veces más información médica por especialidad de la que un médico puede absorber. Esto supone un panorama bastante desafiante para el profesional sanitario, pues cada vez le costará más esfuerzo mantenerse actualizado.

Red3.0: formación continuada para acabar con la infoxicación

Para evitar que los profesionales sanitarios sufran las consecuencias de esta previsible infoxicación, algunas compañías se han lanzado a desarrollar plataformas que faciliten la tarea de localizar literatura especializada de avances, nuevos hallazgos y cambios de paradigma. Tal es el caso de Red3.0 (http://www.redtrescero.es/), una herramienta digital de formación continuada que permite tanto al profesional sanitario, en general, como al cardiólogo, en particular, llevar a cabo una actualización constante de sus conocimientos y contrastar los trabajos que se publican a lo largo y ancho del mundo. Red3.0 es una plataforma donde el profesional podrá encontrar información fiable y rigurosa tanto sobre la gestión del colesterol y las dislipemias como sobre innovación o el uso de las nuevas tecnologías en su práctica clínica diaria.


Factores que contribuyen al éxito de una plataforma de formación continuada
Las plataformas de formación online continuada resuelven muchas de las desventajas que desde siempre se han atribuido a la formación presencial. Permite flexibilidad de horarios, por lo que el médico puede ser dueño de su tiempo y marcar su propio ritmo de aprendizaje. Además, es una opción muy atractiva para acceder a una enseñanza reglada desde cualquier ubicación, lo que supone un ahorro importante de tiempo y dinero en desplazamientos.

Pero uno de sus principales atractivos de Red3.0 reside en que permite la personalización de los contenidos. Es decir, el cardiólogo puede escoger los contenidos en función de sus conocimientos previos, objetivos profesionales, necesidades e inquietudes. Es un tipo de formación a la carta. Además, Red3.0 permite integrar contenidos de diferentes soportes (vídeos, podcasts, imágenes…), lo que enriquece los programas formativos y ayuda a asimilar el conocimiento en profundidad.

En la plataforma Red3.0 se pueden encontrar tres secciones perfectamente definidas:

1. REDFLIX: espacio donde se encuentran las últimas novedades en formato audiovisual segmentado en función de la especialidad, los gustos y la interactividad del usuario en nuestra plataforma.
2. REDTODAY: espacio con información semanal actualizada y servida en artículos cortos en el que se podrán encontrar artículos, entrevistas, infografías… para explicar en diferentes formatos las novedades de su interés.
3. REDFÓRMATE: formación médica y aséptica, acreditada y sin acreditar siempre vinculada a la cardiología o vinculada con el ámbito cardiológico, y en el uso de herramientas digitales que facilita la gestión de su día a día. Acceso a una gran selección de estudios comprados por Amgen y que ponemos a disposición de nuestros usuarios.

La formación online continuada en la actualidad
El doctor Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) reconoce que las nuevas tecnologías suponen una gran oportunidad a la hora de ofrecer programas de formación continuada al cardiólogo. “Las nuevas tecnologías tienen la gran ventaja de que manteniendo el mismo nivel de calidad, aumenta muchísimo la difusión. A través de un curso presencial podemos llegar a unos 70-75 profesionales. Con un curso online se puede llegar a los 4.000 o 5.000 impactos”, estima.

El actual presidente de la Sociedad Española de Cardiología reconoce que la tendencia de los últimos años hacia la formación online evoluciona hacia “la realización de retransmisiones en directo, que son un éxito entre los cardiólogos de España y los profesionales de otros países”. “Si antes el 80% de las actividades formativas dela SEC eran presenciales, ahora estamos consiguiendo que hasta el 70% de las actividades formativas de la SEC se hagan aprovechando las TICS”, añade. Reconoce que los cardiólogos “son profesionales muy innovadores” y que “tienen un gran interés por cambiar y aprovechar las oportunidades que las nuevas tecnologías ofrecen”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Enfermedad de Lyme, una patología silenciosa e infradiagnosticada

Produce síntomas similares a los de la gripe

La alimentación saludable, aliada para prevenir y mantener bajo control la diabetes tipo 2

El aumento de la enfermedad está muy ligado al sobrepeso y obesidad

Cómo mantener una buena salud visual en el trabajo

Realiza pausas y trabaja con la luz adecuada

Arranca #ActivaTuMirada

Para concienciar de la importancia del cuidado ocular y la consulta periódica al oftalmólogo

Entre dos y tres niños por aula sufren asma

Síndrome que eleva el absentismo escolar y que los profesores conocen poco
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris