Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

El incierto futuro alemán

Sergio González García

jueves, 22 de septiembre de 2005, 22:07 h (CET)
La cruda realidad de la política alemana, en la que no hay un claro dominador a la vista de los resultados electorales, ha provocado un seísmo en toda la Unión Europea. Los resultados electorales del pasado domingo han ahondado aún más en esta cuestión, puesto que la formación ganadora, la Unión Cristiano Demócrata y sus socios bávaros (CDU-CSU), sólo pudieron alcanzar el treinta y cinco por ciento de los sufragios, y dos cientos veinticinco escaños, sólo tres por encima de su rival el SPD de Gerhard Schröder, que ha obtenido el treinta y cuatro por cien de las papeletas depositadas en la urnas germanas. La tercera posición la ha ocupado el partido liberal de Guido Westerwelle, cuyo ascenso ha sido imparable en los últimos meses hasta la consecución del diez por ciento de los votos, y sesenta y un escaños, lo que permite conformarse como la auténtica llave de gobierno. El partido de Los Verdes de Joschka Fischer ha sufrido un mínimo castigo electoral por su apoyo a las reformas económicas de los socialistas, la llamada Agenda 2010, haciéndose con el control de cincuenta y uno asientos en el Bundestag. Por último, el Partido del Socialismo Democrático (PDS) del disidente Oskar Lafontaine ha visto rebasadas sus expectativas más optimistas al hacerse con cincuenta y cuatro escaños, dejando de ser el último de las formaciones políticas con opciones de entrar en la Cámara Baja.

Las opciones para poner en marcha un nuevo gobierno al frente de la primera potencia europea pasan por cuatro grandes posibilidades. La primera de ellas se centra en la anunciada y esperada unión de los partidos de centro derecha, CDU y FDP. Sin embargo, se presenta harto complicado su fructificación debido a la inexistencia de los trescientos escaños necesarios para poder gobernar con mayoría absoluta. La segunda de las posibilidades es la llamada “coalición semáforo”, debido a los colores representados por el SPD, rojo, Liberales, amarillo, y Los Verdes. La cristalización de esta posibilidad es dificultosa, principalmente por la animadversión declarada entre los líderes de los dos partidos más secundarios, y la apuesta firme del FDP por reformar el gobierno actual sin que esté presente el principal partido de la coalición, el SPD. Otra de las hipótesis se ubica en la llamada ´unión rojiverde´, es decir, ésta que tiene como integrantes al partido de Franz Muntefering, al liderado por Fischer, y al Partido de la Izquierda, aunque también hay una probabilidad escasa de que certifique debido a las fuertes discrepancias entre los candidatos de ambas formaciones, Schröder y Lafontaine. Por último, la que todos creen mejor para los intereses teutones, el entendimiento entre SPD y CDU, pero, es al mismo tiempo la que más problemas plantea, sobre todo, por la escasa sintonía entre ambos líderes políticos, y el rechazo a que el otro sea quien lidere el Ejecutivo central.

Las palabras en torno al resultado de las votaciones no se hicieron de rogar, puesto que la aspirante a canciller demócrata cristiana, Angela Merkel, calificó de “éxito” el resultado obtenido puesto que se había situado como primera fuerza política del territorio alemán, aunque no se esperaba un porcentaje de apoyos tan bajo como el obtenido. De cualquier modo, reclamó su derecho a negociar la formación de gobierno con todos los partidos, a excepción del PDS. En cambio, el Jefe de Gobierno saliente, Gerhard Schröder, se mostró exultante porque, pese a no haber sido la fuerza más votada, si ha alcanzado un número de escaños y un porcentaje inesperado durante la campaña electoral. Ambos partidos políticos han recibido el menos número de votos de los últimos cincuenta años, permitiendo la existencia de un pluripartidismo político que nadie se podría esperar de la Alemania actual.

Finalmente, el Partido Popular ha confirmado la presentación del recurso de inconstitucionalidad de la ley que regula los matrimonios homosexuales ante el Tribunal Constitucional. Si el pasado lunes, el Secretario General, Ángel Acebes, expresaba una actitud decidida a la puesta en marcha del procedimiento legal, por la tarde su Presidente, Mariano Rajoy, era más cauto, esperando que los servicios jurídicos tuvieran formalizado el decreto que tenían pensado presentar. Un día más tarde se conoció por boca del ex Ministro de Trabajo y portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, lo que ha traído importantes críticas no sólo desde sectores alejados al principal partido de la Oposición, sino que, hasta asociaciones incluidas en la estructura orgánica tienen previsto sacar a la luz pública los nombres de personas que tienen algún tipo de relación homosexual.

Desde el Partido Socialista, el Secretario General del partido en el Congreso, Diego López Garrido, consideró que la consecución de las primeras amenazas sitúa al PP en la ultraderecha, expresando su confianza en que el recurso sea desestimado por la cúpula judicial. Entre las asociaciones homosexuales, la principal de ellas, la Federación Española de Gays, Lesbianas y Transexuales (FEGLT), con su presidenta, Beatriz Gimeno, se criticó duramente la actitud retrógrada de los conservadores, al tiempo que anunciaban su posicionamiento a favor de la izquierda en las próximas elecciones no sólo generales, sino autonómicas y municipales previstas para dentro de dos años.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris