Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde tribuna   -   Sección:  

El fútbol son los goles

Ángela Rodríguez
Redacción
domingo, 18 de septiembre de 2005, 21:56 h (CET)
En muchas ocasiones en las ruedas de prensa posteriores a un partido los entrenadores y algunos jugadores dicen: “el fútbol son los goles”. Me lo han repetido tantas veces que he llegado a olvidarme de lo que realmente es para mí el fútbol. Cuando se práctica un deporte lo importante es en primer lugar la condición física, en segundo lugar, sin que se tome como precedente el orden, la pasión con que se realiza esa actividad y, en tercer y último lugar, la suerte. La fortuna de que el momento en el que hacemos un giro determinado sea el idóneo.

El fútbol para una aficionada como yo no es simplemente marcar un gol, es sentir unos colores, demostrar una fuerza y una valentía absoluta ante cualquier adversario. El gol determina, eso si que es cierto, quién pierde o gana un partido pero son muchas las ocasiones en las que un equipo no cuenta con la fortuna de encajar el gol pero juega a ser campeón y se enfrenta a grandes adversarios demostrando que nada es tan alto como para no poder saltarlo. Eso es el fútbol. Deberían premiarse esos encuentros en los que los jugadores sudan el gol aunque no lleguen a dibujarlo en el marcador. Con esto no quiero menospreciar a aquellos equipos que meten fácilmente el tanto, simplemente quiero enaltecer a los que alguna vez ganaron un partido aunque el resultado dijese lo contrario, los que merecieron ganar.

Para cada uno de nosotros nuestro equipo merece la victoria siempre, aunque interiormente, o al menos así debería ser, sabemos cuando realmente han dado todo lo que tenían y se han dejado llevar por el sentimiento y cuando han olvidado la pasión y se han regocijado en la vanidad o por el contrario en el miedo, dos enemigos de la fortuna en el terreno de juego. Tanto si un equipo se crece en demasía y confía excesivamente en sus capacidades, como si valora mucho más al adversario que a sí mismo, las probabilidades de encajar un gol son mucho mayores.

Para el equipo ganador es difícil reconocer el buen juego del rival y por supuesto es imposible reconocer que el contrario ha merecido ganar más que ellos mismos por lo que de nuevo se vuelve a la frase que titula mi columna de esta semana: “el fútbol son los goles”. Para el perdedor también falta el gol por muy bien que haya jugado y es su pena tener que recurrir de nuevo a esa premisa de la que tratamos.

Pero por más que se trate de una verdad incuestionable, por más que en el fútbol el que gana es el que mete más goles, para un apasionado de este deporte el cuero no tiene que rozar la red para que su equipo sea un verdadero campeón. La lucha por ese sentimiento que pocos saben explicar es tanto o más una victoria que el propio gol.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris