Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El arte de la guerra  

O si... ONU..

Santi Benítez
Santi Benítez
domingo, 18 de septiembre de 2005, 23:35 h (CET)
Cuando Hugo Chávez se levantó para hablar en la sede de la ONU nadie se esperaba que fuera a decir lo que todo el mundo piensa pero nadie se atreve a expresar en voz alta. Y no sólo lo hizo en el estrado, es que en la posterior rueda de prensa volvió a hacerlo, aderezándolo con algunas lindezas a Bush Junior, muy bien dichas por otra parte. No se lo esperaba nadie, pero menos que nadie el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

La exigencia más llamativa de su discurso fue que la ONU debe volver a ser refundada. Pero ha sido llamativa no porque no sea cierta, sino porque ha sido tremendamente sincera. Difícilmente alguien podrá defender que la ONU como organismo tiene alguna utilidad ante las transgresiones de la legalidad internacional vigente por parte de Estados Unidos, sin que el organismo se opusiera demasiado. Es lógico. El mantenimiento de la ONU descansa mayoritariamente en el presupuesto estadounidense. Y el pago del sueldo del secretario general, también.

La creación de Naciones Unidas no fue para para dirimir de manera lógica las diferencias entre los pueblos o para crear una legalidad internacional que todas las naciones cumplieran. La historia demuestra que nació para defender los intereses de los países con derecho a vetar las decisiones de la asamblea. Esto es un hecho indiscutible. Aunque el espíritu con que el resto de los países entraron a formar parte de ella era y es bien distinto.

La esperada reforma ha quedado en una simple declaración de intenciones. Tanto es así que Chávez criticó con dureza la alusión al cumplimiento de los objetivos del milenio. Objetivos que por otra parte no sólo no se han cumplido sino que están más lejos que cuando fueron plasmados como tales. Y la increíble forma en que el documento fue discutido y supuestamente aprobado por sólo 30 países es del todo vergonzoso. ¿Hasta que punto un documento hecho por 30 países obliga al resto?

Mientras que cada vez es más evidente el peligro que supone que un país como Estados Unidos crea que puede hacer lo que le venga en gana, si a ello le sumamos su capacidad de veto, nos hayamos ante una dictadura en la que nadie podrá tomar decisiones sino es con su beneplácito. La cuestión es ¿hasta cuando aguantarán el resto de los países esta situación? Y lo peor de todo, ¿A quién pretenden engañar?

Es posible que Hugo Chávez haya sido demasiado directo y ampuloso. Sin duda a Kofi Annan le ha sentado como una patada en el estómago, de ahí que se reuniera con Chávez en su propio despacho. Pero ello no desmerece ni en una coma las verdades como puños que dijo. Que por otra parte le aflojaron la vejiga a Bush Junior (algo es algo).

¿Hay que cambiar el funcionamiento de la ONU? Sin duda, y sino se hace que desaparezca y se permita trabajar a los tribunales internacionales – tribunales que parecen no gustar mucho a Estados Unidos, para variar. ¿Qué está pasando para que cuando un dirigente elegido democráticamente por los ciudadanos de su país diga la verdad en la asamblea general de la ONU sea llamado al orden directamente al despacho del Secretario General? Menos mal que los discursos no pueden ser vetados. Aunque todo llegará. Tiempo al tiempo.

Está claro que la actual dictadura que ejercen los países con derecho a veto sobre las decisiones tomadas por la asamblea debe cambiar si de verdad se quiere llegar una paz global en la que todos los países puedan opinar sobre el futuro del planeta.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris