Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Georgia va a pagar por el gas ruso como un país europeo

Igor Tomberg
Redacción
viernes, 16 de septiembre de 2005, 00:01 h (CET)
Como resultado de las negociaciones sostenidas a comienzos de septiembre entre los directivos de GAZPROM, monopolista de gas ruso, y los dirigentes del sector energético georgiano, se ha acordado que el precio del gas ruso aumentaría el 76 por ciento para Georgia, hasta 110 dólares, por mil metros cúbicos. Actualmente, Georgia paga 60 dólares por mil metros cúbicos de gas natural ruso.

Según ha informado el secretario de prensa del consejo de directivos del consorcio GAZPROM, Serguei Kupriyanov, cuando en 2006 pasemos a suministrar gas a Georgia a precios de mercado, el precio básico será de 110 dólares por mil metros cúbicos, lo que corresponde al nivel europeo. Además, a la parte georgiana se le dijo que hacía falta liquidar hasta el 1 de enero de 2006 la deuda corriente, de más de 12 millones de dólares, incluidas las multas impuestas por el atraso en los pagos por el gas suministrado. Las tarifas de transporte del gas ruso por el territorio georgiano también se calcularán partiendo de las normas internacionales. Se señaló que los nuevos principios de trabajo que se introducen en 2006 "responden de lleno a la estrategia general de exportaciones que va a aplicar GAZPROM".

Las decisiones adoptadas por el consorcio ruso tienen su fundamento en las leyes de mercado. "Los precios del gas aumentan tanto en Rusia como en Europa. Los mercados de los países que anteriormente formaban parte de la URSS no pueden quedar al margen de tal proceso. Ello se hace extensivo tanto a Georgia como a otros Estados, con los cuales estamos debatiendo actualmente los precios y tarifas que van a regir en 2006", dijo Kupriyanov. La estrategia de introducción de los precios de mercado se extenderá a todas las repúblicas de la ex URSS, se hará una excepción sólo para Bielorrusia (si ésta cumple su compromiso de acabar la construcción de dos estaciones de compresores en el gasoducto Yamal - Europa). El precio básico de 110 dólares por mil metros cúbicos se establece también para otros dos Estados de Transcaucasia solamente: Armenia y Azerbaiyán. Lo más probable es que Moldavia tenga que aceptar la tarifa que va a regir para Ucrania (actualmente, a Kíev se le propone pagar 180 dólares por mil metros cúbicos).

La reacción de las autoridades georgianas ante la propuesta de GAZPROM ha tenido un carácter moderadamente pragmático, lo que se desprende lógicamente de la situación energética de Georgia, en la que no hay extracción de gas. De fuente principal de éste sirven los suministros procedentes de Rusia. En el balance energético de Georgia al gas le corresponde un 24 por ciento. En 2004, GAZEXPORT (filial de GAZPROM) suministró a Georgia 1,23 mil millones de metros cúbicos de gas, en 2005 se prevé alcanzar el volumen de hasta 1,4 mil millones de metros cúbicos.

Aunque el precio de 110 dólares por mil metros cúbicos está muy por debajo del nivel mundial, resulta sensible para la economía georgiana. Tbilisi ha manifestado que si los precios suben, Georgia procurará sustituir el grueso del gas ruso por el kazajo. Precisamente por ello el problema de las tarifas de su tránsito por territorio ruso era uno de los temas centrales de las negociaciones. El resultado de momento se ignora, pero los expertos expresan la seguridad de que GAZPROM no querrá ceder el mercado georgiano a los proveedores foráneos. El año que viene se prevé poner en explotación el gasoducto que parte de Azerbaiyán, atraviesa Georgia y va a Turquía (paralelo al oleoducto Bakú - Tbilisi - Ceyhan). Esa tubería podría satisfacer del 30 al 40 por ciento las necesidades de gas que tiene Georgia, así como competir con la Corriente Azul ruso-turca. Parece que la parte rusa toma en consideración estos factores: ciertos analistas no descartan que si Tbilisi acepta realizar pagos al 100 por 100 y hacerlo oportunamente, el precio del gas aumentaría para Georgia hasta 75 dólares por mil metros cúbicos, como máximo.

También se expresan recelos de que Georgia pueda subir las tarifas del trasiego del gas ruso a Armenia: hasta estos últimos tiempos su tránsito se pagaba con suministros de gas. Pero la parte rusa ha aseverado a Tbilisi de que va a pagarlo con dinero.

La firme posición mantenida por GAZPROM ha dado resultados comerciales muy concretos. Durante las negociaciones fue acordado que la parte georgiana próximamente le dirigiría a GAZPROM un pronóstico del consumo de gas en la república por diez años (con el fin de concertar un convenio a largo plazo), el horario de liquidación de la deuda corriente de 12 millones de dólares y las propuestas sobre la participación de GAZPROM en proyectos inversionistas que se prevé desarrollar en territorio de Georgia. La política, que hasta el momento dominaba en las relaciones de Rusia con las repúblicas de la ex Unión Soviética, ha dejado de determinar el contenido concreto de los vínculos económicos con Georgia. Pero una amplia participación de GAZPROM y otras compañías rusas en los proyectos energéticos que van a realizarse en Georgia rebasa los marcos de una cuestión económica. Precisamente tal participación viene probando estos últimos años un hecho evidente: solamente Rusia está realmente interesada en el desarrollo económico de Georgia y puede contribuir a ello de un modo eficaz.

____________________

Igor Tomberg es Máster en Economía y experto del Instituto de Economía de la Academia de Ciencias de Rusia, para RIA "Novosti".

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris