Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

Hombres con futuro, y mujeres con pasado...

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
miércoles, 14 de septiembre de 2005, 23:38 h (CET)
Se atribuye a Talleyrand, diplomático sobreviviente entre las turbulencias de la Revolución francesa y posteriores monarquías, el consejo de que para que una reunión social vespertina tuviera éxito, y no resultase un barullo, habían de invitarse a “hombres de futuro, y mujeres con pasado”. Posteriormente, Oscar Wilde puso esa misma frase entre sus páginas, y Chavela Vargas la popularizó en tiempos más recientes. Si encierra, o no, connotación “machista”, sería cuestión polémica muy alejada del sosegado viento que cautiva a esta columna.

Hace unas pocas horas que Rajoy la ha resucitado al señalar que el “futuro” es el campo de atención del PP. Algo tan abstracto, y a la vez inexorable, como el futuro, le ha servido para lanzar esta meta entre la vieja guardia pepera. “Desde hoy, aquí sólo se habla de futuro", como si buscase, con ello, dotarles de nuevo impulso e interés. El futuro es lo único que realmente existe; el pasado pasó, y el futuro se hace presente a medida en que se vive un segundo más. Por su parte ha sentado un mal precedente al posponer, a principios de este curso político, la reunión de nuevos métodos del partido hasta el mes de febrero. El futuro no empieza en febrero, sino ahora mismo.

Pero el hombre se abre futuro con su bagaje del pasado. No es algo mágico, que, por mucho que se desee, vaya a lucir por fuerza esplendoroso. Por eso Talleyrand matiza sutilmente; hombres “con” futuro –decía-, de proyectos, con ánimos... Tal vez es un mal general entre los dirigentes del PP estar anclados en su pasado aznarista cuyo brío desalojó del poder la bochornosa época “felipesca” de la democracia en que vivimos. Lo que ya se ha vivido son memorias, “batallitas del abuelo”, y en cambio, el pasado, referido a la mujer, es lo que le abre el futuro. Únicamente Esperanza Aguirre, hasta ahora, es quien ha ganado donde ha concurrido, y reúne de condiciones de futuro para gobernar este país en el S. XXI, marcado por la presencia mayoritaria de longevos, y claro predominio del gobierno de las mujeres. El Eterno femenino, un concepto romántico vertido por Goethe, y representa el futuro porque muestra su experiencia con el pasado; aunque haya de tenerse presente, que, “hay mujeres, y mujeres”, como hombres, y hombres, sin duda.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris