Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Punto y aparte   -   Sección:  

No sois nadie

José Pablo García Báez
Redacción
miércoles, 14 de septiembre de 2005, 23:38 h (CET)
El fútbol ya no es lo que era. Como al que escribe esta columna semanal siempre le ha gustado el deporte rey, por eso se enoja con los cambios y cambios que esta sufriendo este, y que cada vez lo hacen más irreconocible. Primero critique el negocio en que se ha convertido a un deporte, a todas luces lo más grave; más tarde critique la fuga de estrellas a otras ligas por no saber hacer las cosas bien; y ahora mi dardo va para los jugadores. Puede ser que se me tache de reiterativo, a lo mejor, pero algo hay que decir, y a los que le toque, haber si hacen alguna cosita.

Jugadores profesionales de la Liga de las estrellas, ¡aja! Muchas veces me rio de la profesionalidad, porque esa hay que demostrarla dentro y fuera de los terrenos de juego. Hay que demostrarla con los compañeros de los medios de comunicación, recordando quienes son, pero sobre todo, a quién se lo deben en gran parte. Hay que demostrarla con la afición, por que la realidad duele, y tienen que saber que sin los seguidores, los abonados, y todas las niñas que chillan su nombre, no son nadie. Estoy harto de ver llegar a equipos al hotel de concentración y pasar despectivamente al lado de algún seguidor al que solo le falta que le escupan para que se vaya con la “cara partia”. Estoy harto de ver a pobres niños de no más de cinco o seis años con la fotografía de sus idolos en una mano, y la ilusión por que le firmen en la otra, y cuando pasan esos “profesionales” tiene que dejar sus manos vacías para poder sujetar el pañuelo que seque sus lagrimas. Estoy harto de ver a compañeros de los medios que no son tratados ni con el más mínimo grado de educación y respeto. No se si esto que les cuento se llama profesionalidad, tal vez me confunda en el término, pero en todo caso se llama dignidad, como deportista y como persona, que me parece que es más importante aún. En este saco no entran todo, por supuesto, ya se sabe que generalizar esta feo, pero como otras tantas cosas aun así se hace. No entran los jugadores humildes, los que saben porque y por quien están ahí. No entran los que saben estar en cada sitio y en cada lugar. No entran los que son reconocidos por su buen hacer dentro y fuera del campo.

Es difícil que algo cambie en esta vorágine de sueldos astronómicos, jefes de seguridad exaltados, jugadores-dioses. Pero hay que intentarlo. Y si es necesario, un día se deja un estadio vacío. Y al siguiente no va nadie a recibir al equipo. Al siguiente no se publica absolutamente nada de ningún jugador. Puede ser que entonces la herida les duela. Mientras, que no llore nadie por una firma del que no te la ha querido dar. No son nadie sin el hombre o mujer que se la ha pedido antes.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris