Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

ZP o la ideología del churro

Jesús Nieto Jurado

martes, 13 de septiembre de 2005, 01:09 h (CET)
Recientemente en el vagabundeo intelectual de un frugal desayuno, en esas primeras horas del día en que de los diarios sólo atraen las imágenes, me detenía en la contemplación mística de las musarañas que poblaban la vacía cafetería mañanera, cuando de repente me sobresaltaba el nivel de decibelios que alcanzaba la conversación que tenía lugar en el otro lado del local, donde dos caballeros, metidos ambos en los 60, dialogaban, o mejor dicho vociferaban, discutiendo los asuntos banales de la actualidad política, un diálogo originado a raíz de la portada de un diario local en el que Zapatero aparecía sonriente estrechando la mano a un atrabiliario Maragall.

Sorprendía de aquella tertulia a la luz de los churros embadurnados en aceite, el apasionamiento y la fruición con la que ambos parroquianos del café vespertino defendían los postulados de los dos principales partidos de la horquilla política, una conversación, que como metáfora de lo que sucede en las Cortes, evidenciaba la trivialidad de los idearios a defender.

Del apasionamiento en la tertulia pude extraer varias conclusiones; en primer lugar, pude constatar que la elevación de la voz en la política no tiene necesariamente que coincidir con la defensa de programas de mayor o menor conveniencia, sino, que más bien al contrario, las vías más encarnizadas del parlamentarismo patrio redundan en que dentro de las dos vertientes del PPSOE, la vehemencia en la apología de unas u otras siglas, no obedece más que a una maniobra publicitaria en la que la apariencia de firmeza en las posturas, obvia la defensa salvo matices de un mismo programa.

En segundo lugar, y como vienen reflejando con pulcra objetividad los periódicos de seriedad y rigor contrastados, El País y ABC en exclusiva, la fachada de Zapatero como adalid de un nuevo mundo de talante y comprensión, es el fruto maduro de una dramática tendencia de Ferraz consistente en una interpretación cómoda e interesada del progresismo, basada en gestos de sumisión a las castas económicas dirigentes, y un amplio repertorio de gestos y declaraciones con no más futuro que la amarga crítica de quienes con desesperanza escriben diariamente sobre la ingenua actitud de Zapatitos a merced de Solbes, Maragall y el católico Bono, de quién mi amigo Juan el frutero, me asegura que esconde con celo en su armario más de un ropaje castrense.

Por lo mencionado, y a raíz de este diminuto estudio sociológico que es el prestar la oreja a las conversaciones ajenas, la realidad demuestra que la ausencia de valores políticos puros en las formaciones parlamentarias se suple con el uso a discreción de los manidos y castizos tópicos, que impuestos por la derecha señorita, son obedecidos a pies juntillas por la ¿izquierda? errante de Zapatero.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris