Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Crisis en la Revolución Naranja

Sergio González García

martes, 13 de septiembre de 2005, 01:09 h (CET)
Apenas han pasado unos meses desde que se produjera la caída de uno de los regímenes más autoritarios de la Europa oriental, el fracaso ha hecho acto de presencia sin ninguna dilucidad. La llegada al poder del Víctor Yuschenko levantó unas expectativas inusitadas en un país que acababa de salir de una dictadura y que mantenía en su liderazgo a alguien que había tenido considerables funciones en la extinta Unión Soviética, Leonid Kutchma, y el partido al que pertenecía, el Comunista. Todos aquellos dirigentes políticos que se ´lanzaron´ a la calle realizando protestas contra lo que consideraban un fraude electoral en las elecciones de 2004 en las que el heredero del histórico cabecilla ucraniano, Víctor Yanukovich, obtuvo una más que dudosa victoria sobre las previsiones de todos los estudios demoscópicos, el triunfo absoluto de Yuschenko. Tras este hecho, una camada de los integrantes que conformaban su círculo de confianza comenzaron a copar los puestos de control de la administración pública. La Primera Ministra, Julia Timoshenko, el Viceprimer Ministro, Mykola Komenko, o el Secretario de Estado, Oleksander Zinchenko, fueron algunos de los destacados integrantes escogidos en su momento para poner en práctica el programa de gobierno de la formación de centro derecha.

En los últimos días se han conocido múltiples escándalos de corrupción en el gobierno de la ex república, hecho que ha provocado la salida de algunos miembros destacados del Ejecutivo, entre ellos el Ministro de Defensa y Secretario del Consejo de Seguridad Nacional, Petro Poroshenko, el número dos del gobierno y el jefe de la Diplomacia. Todas estas renuncias tienen su sino en la idea de no interferir en la investigación puesta en marcha para aclarar la culpabilidad de los colaboradores del Presidente, al tiempo que se intenta evitar que la crisis alcance límites insospechados hace unas pocas semanas. El Jefe del Servicio de Seguridad, Oleksander Turchinov, ordenó la creación de un grupo especial para investigar la corrupción existente en la cúpula política ucraniana. La salida de la Primera Ministra ha sido la siguiente en anunciarse, por lo que pronto puede ser nombrado un nuevo jefe de gobierno que con toda probabilidad recaerá en Yuri Yejanurov, hasta ahora delegado del Presidente en la región industrial de Dniepropretovsk.

Uno de los pocos estados musulmanes donde la democracia cuenta con ciertas esperanzas de consolidarse, Egipto, celebró elecciones en un clima de renovación de mandato del eterno presidente, Hosni Mubarak, que tras más de veinticuatro años va a revalidar la victoria, aunque en esta ocasión, tras reformar la Constitución del país, en un multipartidismo sin precedentes históricos para la región. Los más de treinta millones de votantes pudieron dar su confianza entre al menos diez candidatos, de los cuales, además del Jefe de Estado actual, algunos otros como Nuaman Gomma, del liberal Al-Wafd, y Ayman Nur, del principal rival Al-Ghad. Aún así, el Partido Nacional Democrático (NPD) de Mubarak consiguió una rotunda victoria en un clima de abstención apabullante, ya que sólo el veinticinco por ciento de los llamados a las urnas acudió a depositar su sufragio.

Algunos partidos de la Oposición, aquellos que tenían una base religiosa en su programa fueron impedidos a participar en el proceso electoral, mientras que los que si pudieron entrar en la confrontación denunciaron una corrupción vertical del proceso democrático para beneficiar los intereses del actual Ejecutivo egipcio. Al mismo tiempo, las televisiones públicas y los medios de comunicación privados afines al Presidente hicieron la labor de intendencia del mismo, evitando realizar debates en los que se expusieran los programas de cada uno de las formaciones y se pudiera conocer las opiniones que mantienen los candidatos sobre temas que afectan a la ciudadanía como el paro o la seguridad ciudadana.

La Conferencia de Presidentes celebrada en el Salón de los Pasos Perdidos del Senado ha traído, así mismo, la presencia de los diecisiete presidentes autonómicos junto con los dos presidentes-alcaldes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, además de estar en la misma reunión el Jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, el Ministro de Economía, Pedro Solbes y el titular de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla. La recepción en la entrada de la misma ha corrido a cargo del Presidente de la Cámara, Javier Rojo, que saludó uno por uno, durante más de quince minutos, a todos los dirigentes comunitarios.

Esta reunión es la segunda que se va a producir tras la llegada al poder de Zapatero, que incluyó esta promesa en su programa electoral presentado de cara a las elecciones del pasado año. El ex Presidente de la Xunta, Manuel Fraga, contempló esta idea como necesaria para poder desarrollar el estado de las autonomías, al tiempo que defendió el cauce del diálogo permanente para solucionar los problemas intercomunitarios. Si el año pasado el gran salvador de la conferencia fue el propio ex Ministro de Turismo franquista, este año el gran referente lo ha constituido el Presidente de Cataluña, Pasqual Maragall, en plena vorágine por la consecución final del Estatut autonómico, que hoy en día, presenta un visible aspecto de inconstitucionalidad.

El principal asunto tratado en la cumbre de jefes de gobierno ha sido el referente a la sanidad pública, en el que el enroque de los líderes territoriales del Partido Popular ha impedido alcanzar un acuerdo en firme sobre la cuestión. Finalmente, el apoyo dado por los “barones” socialistas a la propuesta final puesta sobre la mesa por el gobierno central, que asciende a mil setecientos millones, ha obligado a alcanzar el quórum entre las partes implicadas. La idea inicial de subir los impuestos indirectos del tabaco, alcohol y otros productos no fue bien vista, en un inicio, por los dirigentes del PSOE de Andalucía, Aragón y Extremadura, aunque, tras una reunión del Consejo de Política Territorial, la pasada semana, se contempló como necesaria la subida de la presión fiscal.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris