Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Los cargos oficiales en Moscú no se frotan las manos ante la crisis en Ucrania

Dmitri Kosyrev
Redacción
viernes, 9 de septiembre de 2005, 23:54 h (CET)
El debilitamiento de la coalición gobernante en Ucrania, la escisión en sus filas y el paso de Yulia Timoshenko, quien es la figura política más popular de este país, a la oposición no han provocado entre los cargos oficiales de Moscú una sensación de contento. Digan lo que digan los políticos y expertos rusos, quienes han ido acumulando en estos últimos meses un largo repertorio de reclamaciones hacia la "Juana de Arco de la revolución ucraniana", el Gobierno de Rusia y, en particular, los responsables de las carteras económicas dentro del Gabinete entienden perfectamente que un nuevo período duradero de inestabilidad y evolución impredecible de los acontecimientos en la nación vecina implica pérdidas.

Rusia acaba de lanzar un proyecto conjunto con Alemania para exportar el gas hacia Europa eludiendo el tránsito a través del territorio de Ucrania. Gracias a ello, Moscú podrá solucionar como mínimo un problema, pero no de forma inmediata sino en dos o tres años. Y hasta entonces, los funcionarios de un país sumido en la crisis serían capaces de seguir robando el gas de exportación ruso, práctica que ha provocado ya más de una vez conflictos entre Moscú y Kíev.

Uno de los problemas más espinosos para Rusia, también durante la gestión de Timoshenko, era la redistribución del patrimonio corporativo en Ucrania o, para ponerlo en términos más simples, la reprivatización de las empresas clave en detrimento de los propietarios actuales, entre ellos, los hombres de negocios rusos. La ideología del nuevo régimen ucraniano contemplaba obviamente semejante práctica de expolio legal para debilitar la influencia del capital ruso en el país pero durante algunos meses estuvo claro, por lo menos, quiénes iban a ser expoliados y quiénes no. Ahora resulta que las inversiones en la economía de Ucrania representan para los empresarios rusos, y no solamente para ellos, una aventura arriesgada y, lo que es peor, un riesgo a largo plazo. Las garantías por parte del Estado ruso confirmadas por los acuerdos con el presidente ucraniano Víctor Yuschenko, cuya posición está debilitada ahora, son las únicas que podrían enmendar un poco esa situación.

Volviendo a la ideología del nuevo régimen ucraniano, ya escindido, podríamos decir que Ucrania le está dando a Rusia una lección dura pero valiosa. O, para ser exactos, le hace recordar una lección interna de principios de los 90, cuando los liberales reformistas reunidos en torno a Boris Yeltsin soñaban con ponerla a Rusia, de la noche a la mañana, de cara a Occidente. Una política que no aportó ningún resultado bueno y les hizo perder el poder.

La Unión Europea no está preparada para la admisión de Ucrania, me dijo el otro día, en las discusiones del Club Valdai, Thierry de Montbrial, un prestigioso politólogo y director del Instituto francés de relaciones internacionales. Puede que las estructuras burocráticas de la UE se resistan a hacer un diagnóstico tan claro pero es algo que desde hace cierto tiempo ha sido obvio para el nuevo Gobierno de Ucrania. Y, probablemente, ha acentuado su crisis.

____________________

Dmitri Kosyrev es comentarista de RIA "Novosti.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris