Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

La preparación del Estatut

Sergio González García

viernes, 9 de septiembre de 2005, 01:35 h (CET)
Los proyectos de reforma del Estatut de Cataluña planteados por Convergencia i Unió y Esquerra Republicana han encontrado un muro frontal en el Consejo Consultivo de la propia autonomía, cuyo presidente del mismo, Joaquín Tornos, se ha revelado en los últimos días como garante de la constitucionalidad del mismo. Según este organismo, son diecinueve los preceptos que presentan algún tipo de inconstitucionalidad, dudándose, al mismo tiempo, de otros treinta y nueve artículos. De este modo, serán los partidos políticos, encabezados por el principal partido del gobierno de la comunidad, Partido Socialista, los que intenten arreglar el ´desaguisado´ creado por las ansias de alcanzar un exacerbado nivel de autogobierno. Los principales puntos de desencuentro que ha visionado este ente consultivo se enmarcan en la financiación del gobierno tripartito y la invocación de los derechos históricos para blindar las competencias de la Generalitat.

En el seno interno, las discrepancias se han saldado con una diferencia de cuatro a tres para los partidarios de los no nacionalistas, entre los que se encuentran el presidente Tornos y Pere Jover, elegidos a propuesta del PSC, Joaquín Borrell, a petición del PP, y Marc Carrillo, nombrado por Iniciativa. En cambio en el otro sector se aglutinan los nacionalistas Jaume Camps y Agustí Basols, nombrados por CiU, y Jaume Bernet, perteneciente a ERC. El apartado de la recaudación de impuestos estatales en la comunidad autónoma sobre los que cree tener un derecho omnipotente no ha sido aceptado por la mayoría ´españolista´, al tiempo que el nombramiento de una circunscripción electoral única para los llamados “paisos catalanes”, en las elecciones europeas ha sido negado con total rotundidad.

En cambio, el término “nación” ha recibido un beneplácito del que muchos dudaban a priori, hecho que consideran compatible con la pertenencia a una nación española que aglutine a varias de estas naciones históricas. Desde un principio, el principal partido de la Oposición, Partido Popular, se ha negado a aceptar la existencia de otro tipo de naciones en el estado, hecho que hace ver su inmovilismo político en una sociedad que continuamente avanza y se moderniza, exigiéndose, de este modo, una adecuación de las ideas políticas. El partido del President Maragall ha considerado necesaria la reforma del Estatut de Cataluña dentro del marco de actuación que ha establecido el Consell Consultiu, al existir una obligación moral con el mismo, mientras que los radicales Convergencia y Esquerra, consideran poco acertado el proyecto presentado por este organismo, al haber declarado inconstitucional muchos de los artículos con una mayoría exigua, y al no tener sus resoluciones un carácter vinculante.

El panorama energético español puede verse revuelto en poco tiempo, toda vez que parece confirmada la Oferta Pública de Adquisición hostil puesta sobre la mesa por parte de la primera gasista española, Gas Natural, sobre la líder eléctrica, Endesa, con un montante final de veintitrés mil millones. La unión de ambos, que no cuenta con el visto bueno del consejo de administración de la compañía liderada por Manuel Pizarro, puede conformar la tercera compañía de ´utilities´ mundial tras la italiana Enel y la alemana E.On, con una capitalización de mercado superior a los treinta y tres mil millones, y un volumen de activos superior a los sesenta y dos mil millones. En 2004, una vez que se produjo la toma de gobierno del Ejecutivo de Zapatero, y el nombramiento del influyente Primer Secretario del PSC, José Montilla, como Ministro de Industria, se propuso la idea de concentrar varias empresas en una única benefactora de todo, uniendo Aguas de Barcelona (Agbar), Repsol, y las dos implicadas en el asunto.

Aunque, años antes, con el gobierno de José María Aznar, sus Ministros de Economía e Industria, Rodrigo Rato y Josep Piqué, se opusieron a aceptar la operación de fusión que pusieron en marcha la propia Endesa y la vasca Iberdrola, directoras de los designios de la electricidad hispana. En 2003, fue la connivencia del principal organismo regulador del sector energético, la Comisión Nacional de la Energía, liderado entonces por Pedro Meroño, con el actual Director Jefe del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, el que impidió que se hiciera efectiva una compra de la propia Gas Natural, sobre la liderada por Íñigo de Oriol, Iberdrola.

Las otras empresas que se van a ver afectadas por la operación, principalmente Iberdrola, van a poder pujar por la compra de los activos que van a desintegrarse de la nueva compañía que surja, hecho necesario para cumplir con las reglas impuestas por los organismos reguladores. Algunas, como Unión Fenosa, van a ser objeto de deseo de muchas otras, toda vez que se encuentran saneadas sus cuentas al haberse desprendido de la participación que mantenía en Auna. El ´capo´ de la OPA no es otro que Ricard Fornesa, presidente de la primera caja de ahorros española, La Caixa, que además de tener representación en los consejos de administración de ambas empresas, pretende extender sus tentáculos hacia zonas donde aún no tiene un predominio, como es el caso de la electricidad, al tiempo que hace ver el dominio que tiene la burguesía catalana en todo el resto de España.

La labor realizada por el Gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, ha levantado ampollas en el país transalpino. Su claro posicionamiento a favor de las empresas del país de cara a la toma de control de los pequeños bancos ha provocado una grave crisis que ha venido acompañada de la desautorización de las autoridades estatales y comunitarias. El jefe del Ejecutivo, Silvio Berlusconi, ha recalcado la necesidad de que abandone su puesto al frente del organismo regulador italiano, tras más de trece años al frente de éste, con lo que ha coincidido plenamente con lo exigido por el Ministro de Economía, Domenico Siniscalco, y los partidos de la Oposición, encabezada por los Demócratas de Izquierdas (DS) y el Olivo. Hoy en día, sólo cuenta con el apoyo de la federalista Liga Norte, con su cabecilla, Umberto Bossi, que va a intentar apurar al máximo las posibilidades de que Fazio se mantenga en su puesto.

Cabe recordar que uno de los grandes perjudicados por su actuación ha sido el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), que vio esfumada la posibilidad de hacerse con el control del Banco Nazionale del Lavoro (BNL), en beneficio de la aseguradora izquierdista Unipol, al igual que también encontrara una firme oposición la holandesa ABN Amro para apoderarse del Banco Antonveneto. La Comisión Europea, con su Comisario correspondiente, el ex Ministro de Trabajo español, Joaquín Almunia, se opuso a que se coartara la libertad de mercado y fronteras que impera en la Unión Europea, palabras que vinieron respaldadas por el Presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, claramente contrario a la labor desempeñada por el economista italiano.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris