Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

El doble sentir de las palabras

Juan Antonio Hurtado
Redacción
martes, 6 de septiembre de 2005, 01:08 h (CET)
El doble sentido de las palabras se pueden tornar de diferentes colores según la situacion en la que te encuentres. A veces pienso en determinados momentos de los que puedo disfrutar y pienso en que ocurriría si cambiara algun pequeño detalle que me haya otorgado disfrutar de esos momento. A veces un pequeño detalle puede cambiar tu vida y te puede cambiar a ti, no podemos encerrarnos en las suposiciones de vivir atormentado por el cambio brusco de tu vida como consecuencia del azar.

Preguntate como seria tu vida si suprimieras a alguien que te rodea y que te influyer directa o indirectamente, preguntate si serias mas cariñoso/a si tuvieras una mascota o si no te gustaria el olor de perfume de hombre/mujer por el simple hecho de que te recordaba el que usaba alguno de tus padres cuando eras un simple renacuajo que corroteaba el pasillo reluciente por quizas algún destello matinal. Preguntate esas pequeñas cosas que te hacen ser como eres. Todo o casi todo tiene una explicacion, porque tu fisonomia refleja el ser de tu carácter y tu personalidad, como una sonrisa da a conocer el alma o los matices que pueden adoptar un te quiero según a quien se lo dirijas.

Hay amores que matan, otros desgastan y otros se agarran. Es paradojico como podemos amar de diferentes formas ¿Esta estipulado asi en algun lugar? Todo depende de tu madurez para afrontar las cosas y aceptarlas como son, sin tener que desde tu adolescencia intentar cambiarlas para asi unos años mas tarde simplemente conocerlas y aceptarlas, porque todos sabemos que hay cosas que no se pueden.

Me deleito al pensar que puedo estar completamente a gusto compartiendo una tarde con mis amigos, que no necesito en ese momento ninguna otra cosa más, que si algo mas existiera en mi corazon todo cambiaría la belleza de esa tarde maravillosa, simplemente disfrutar de lo que cada uno te aporta sin estar pensando en boludeces. Por desgracia el ser humano quiere lo que no posee en ese instante, no es un momento, si no tan solo un instante y despues tan solo nos quejamos. Pensamos que queremos la otra cosa aquella que nos hacia feliz sin darle importancia a la otra cosa esta que tenemos aquí y que nos proporciona felicidad, en resumen, que solo podemos otorgarle el valor que se merece a las cosas que no tenemos cuando en algun momento de tu vida le diste el esperado y correcto cuando lo tuviste.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris