Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni talante ni pa'trás   -   Sección:   Opinión

La propina, esa costumbre absurda

Miguel Sánchez Pérez
Redacción
domingo, 4 de septiembre de 2005, 22:20 h (CET)
Somos muy dados en este país a las costumbres sin sentido, y que si te paras un segundo a pensarlo, quizá nos replantearíamos la situación.

En las sociedades actuales hay infinidad de trabajos, sin embargo unos cuando terminan su tarea (y pueden ser varias tareas al día) se les recompensa con una propina, que puede ser ínfima o rozando la exageración, dependiendo de con quién trates. Pero el caso es que reciben un dinero extra por su trabajo.

A saber: camareros, repartidores a domicilio, instaladores... mucha gente tiene la suerte de tener un trabajo en el que, de manera absurda, hemos ido cogiendo la costumbre de dar una propina cuando termina su trabajo. Sin embargo, por poner ejemplos de trabajos que estén de cara al público igualmente: un entrenador de baloncesto en categorías inferiores, donde su sueldo será tan bajo que no merece la pena comentarlo, no recibe propinas de los padres de los niños después de cada partido. Un policia, cuando protege a un ciudadano o cuando atrapa a un delincuente tampoco recibe propina.

¿Dónde reside la diferencia entonces? Las costumbres se hacen leyes es un dicho que viene muy bien para este tema. Yo me niego a dejar propinas, y si alguien no está de acuerdo conmigo... que me mande un par de euros a mi cuenta por la columna.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris