Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ni talante ni pa'trás  

La propina, esa costumbre absurda

Miguel Sánchez Pérez
Redacción
domingo, 4 de septiembre de 2005, 22:20 h (CET)
Somos muy dados en este país a las costumbres sin sentido, y que si te paras un segundo a pensarlo, quizá nos replantearíamos la situación.

En las sociedades actuales hay infinidad de trabajos, sin embargo unos cuando terminan su tarea (y pueden ser varias tareas al día) se les recompensa con una propina, que puede ser ínfima o rozando la exageración, dependiendo de con quién trates. Pero el caso es que reciben un dinero extra por su trabajo.

A saber: camareros, repartidores a domicilio, instaladores... mucha gente tiene la suerte de tener un trabajo en el que, de manera absurda, hemos ido cogiendo la costumbre de dar una propina cuando termina su trabajo. Sin embargo, por poner ejemplos de trabajos que estén de cara al público igualmente: un entrenador de baloncesto en categorías inferiores, donde su sueldo será tan bajo que no merece la pena comentarlo, no recibe propinas de los padres de los niños después de cada partido. Un policia, cuando protege a un ciudadano o cuando atrapa a un delincuente tampoco recibe propina.

¿Dónde reside la diferencia entonces? Las costumbres se hacen leyes es un dicho que viene muy bien para este tema. Yo me niego a dejar propinas, y si alguien no está de acuerdo conmigo... que me mande un par de euros a mi cuenta por la columna.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris