Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Ni talante ni pa'trás   -   Sección:   Opinión

La propina, esa costumbre absurda

Miguel Sánchez Pérez
Redacción
domingo, 4 de septiembre de 2005, 22:20 h (CET)
Somos muy dados en este país a las costumbres sin sentido, y que si te paras un segundo a pensarlo, quizá nos replantearíamos la situación.

En las sociedades actuales hay infinidad de trabajos, sin embargo unos cuando terminan su tarea (y pueden ser varias tareas al día) se les recompensa con una propina, que puede ser ínfima o rozando la exageración, dependiendo de con quién trates. Pero el caso es que reciben un dinero extra por su trabajo.

A saber: camareros, repartidores a domicilio, instaladores... mucha gente tiene la suerte de tener un trabajo en el que, de manera absurda, hemos ido cogiendo la costumbre de dar una propina cuando termina su trabajo. Sin embargo, por poner ejemplos de trabajos que estén de cara al público igualmente: un entrenador de baloncesto en categorías inferiores, donde su sueldo será tan bajo que no merece la pena comentarlo, no recibe propinas de los padres de los niños después de cada partido. Un policia, cuando protege a un ciudadano o cuando atrapa a un delincuente tampoco recibe propina.

¿Dónde reside la diferencia entonces? Las costumbres se hacen leyes es un dicho que viene muy bien para este tema. Yo me niego a dejar propinas, y si alguien no está de acuerdo conmigo... que me mande un par de euros a mi cuenta por la columna.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris