Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Una norma CPI forestal

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
sábado, 3 de septiembre de 2005, 02:30 h (CET)
El verano y los descensos de la temperatura marcan el declive de los incendios forestales. Más de 110.000 hectáreas de bosque y matorral se han incendiado en España este año, que se suman a los idénticos deterioros del medio ambiente iberico en años anteriores. Decretos que se consumen por el fuego como el papel de fumar, resumen la impotencia basada en la acusación, persecución, negligencia e impotencia. Los fuegos forestales no sólo se apagan en invierno, sino que se extingen en sus bases de propagación, sean del origen que sean.

Las edificaciones, fruto del conocimiento y experiencia de los profesionales y el legislador cuenta con una excelente norma contra-incendios (CPI-96), cuyo fundamento primordial es la defensa de las personas que transitan por los inmuebles, así como la extinción o contención del fuego por los medios que esta norma básica indica. Hoy da excelentes resultado y no se discute, cuyas indicaciones son previas al diseño de los edificos a construir.

La masa arbórea y de bosque bajo no dispone de una norma básica integral que acumule el conocimiento de los excelentes técnicos que dispone éste país. Legslación que oblige a los propietarios públicos y privados a su cumplimiento. Torres de incendio, distintos tipos de fuego, protección por áreas y un largo etcétera conformaría un decálogo del tipo de actuación diferenciada en el medio. Las personas que luchan con el fuego, con sus protocolos y preparación. Disponibilidad de medios estatales en coordinación con los locales o autonómicos.

Prohibir barbacoas o fumar, no es suficiente. Las muertes acaecidas en Guadalajara deben servir de acicate para iniciar el proceso de estudio.
Los fuegos se apagan en invierno, pero con una norma eficaz que intervenda sobre nuestro medio ambiente. Los técnicos existem sólo es cuestión de escucharlos, para que el legislador ponga inmediante en marcha la maquinaria. Fuera de partidismo, como decía el eslogan: cuando un bosque se quema , algo tuyo se quema.

Noticias relacionadas

Paradigma científico

Con su libro La estructura de las revoluciones científicas Kuhn cambió la historia de la ciencia para siempre

El discurso que pagamos

El caso Flick estalló en 1981 cuando una inspección fiscal

Jugando al juego del engaño, utilizando al pueblo de pin-pan-pum

Percibimos que la bonanza de la que continuamos gozando va a tener fecha de caducidad

Amigos de novedades

Jesús es la imagen del Dios invisible

Los más ateos, en política, son quienes más satanizan

​Con una sola ojeada, es fácil darse cuenta de que, con los amigos a los que va a tener que llegar a pedir ayuda el señor Sánchez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris