Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

El destino de Alemania

Sergio González García

viernes, 2 de septiembre de 2005, 00:30 h (CET)
La reciente ratificación de la disolución del Parlamento de Alemania, Bundestag, decretada por el Tribunal Constitucional del país teutón, y la consiguiente convocatoria de elecciones presidenciales para septiembre ha provocado un movimiento de piezas en el tablero de los partidos políticos. Si ya se conoce la designación de Angela Merkel como candidata oficial de la Unión Cristiano Demócrata y sus socios de la Unión Cristiano Social de Baviera, el otro de los grandes partidos políticos, los Socialdemócratas, no ha sido menos que los primeros y han mantenido su confianza en el actual Canciller, Gerhard Schröder, pese a contar con la desaprobación de las bases afiliadas que no aprueban el plan que supone un profundo recorte de los derechos sociales. En el bando de los pequeños partidos, el aliado natural de la derecha, el liberal FDP, cuenta con un populista abogado Guido Westerwelle, que en 2001 se hizo con las riendas de la alicaída organización para llevarla al poder de algunas regiones emblemáticas. La actual bisagra del SPD la constituye Los Verdes, dirigido por el carismático Ministro de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer, que pese a la progresiva caída de su conocimiento y aprecio ciudadano por el caso de la concesión de visados, sigue subiendo en las encuestas “como la espuma”.

Pero, un último binomio ha salido a la palestra con una fuerza inusitada, hecho sorprendente teniendo en cuenta la excesiva polarización de un país que apuesta por la moderación como referente político. Se trata del Partido de la Izquierda (PI), encabezado por el ex presidente de los socialdemócratas y antiguo Ministro de Finanzas, Oskar Lafontaine, que salió por la puerta de atrás del progresismo oficialista por ser contrario a las medidas neoliberales que se estaban poniendo en marcha, creando de este modo un nuevo partido, Alternativa por el Trabajo y la Justicia Social (WASG), que, unido a los post comunistas del Partido de la Democracia Social (PDS) de Gregor Gysi, pretende alcanzar un dominio no sólo en la parte oriental, en la que tiene su base social, sino también en la antigua RFA.

El nuevo partido político surgido de esta combinación no sólo tiene la intención de adentrarse en la política estatal desde nada, sino que ya tiene una base considerable, toda vez que ya ha tocado poder, gobernando en algunos estados federados como Mecklemburgo-Pomerania Occidental o Berlín, en los que la izquierda tiene en la clase obrera a su principal valedora. Es en el este de Alemania, donde con una tasa del veinte por ciento de paro y la reducción progresiva de los subsidios laborales, la zona en la que espera consolidarse como principal fuerza, todo ello ayudado por declaraciones como las expresadas por el Jefe de Estado de Baviera y ex candidato a la presidencia, Edmund Stoiber, en las que criticaba que “el Este fuera quien dilucidara el nuevo presidente de la república federal contando con muchos menos habitantes y con una menor preponderancia”. Aún así, en el oeste cuenta con considerables apoyos entre la clase sindical y, sobre todo, con la reputación palpable de Lafontaine, que al frente de su Ministerio llevó a cabo una apuesta decidida por la ´salvación´ de las clases bajas y la consolidación de la mesocracia.

Algunos efectos colaterales de la aparición puede verse desde el punto de vista más radical, ya que los ultraderechistas, Partido Nacional Demócrata Alemán (NPD), y Unión del Pueblo Alemán, unidos en un rocoso frente, tras haber conseguido un éxito electoral sin precedentes en Sajonia y Brandemburgo, se van a intentar imponer en las clases bajas, aunque todo hace pensar que raramente lo van a conseguir. El voto contrario a los partidos mayoritarios irá, con total probabilidad, a la alternativa izquierdista, consolidándose la posibilidad de tener la llave para conformar un gobierno progresista con los socialdemócratas y los verdes, rompiendo con el ansiado sueño de los herederos de Kohl.

Las noticias relacionadas con la llegada del nuevo canal en abierto, Canal 4, anteriormente Canal +, no dejan de sucederse. Una vez conocido el nombramiento de la periodista de la casa Olga Sánchez como Directora de Contenidos, ahora llega el momento de definir quien será el nuevo director de su principal informativo. Para el puesto no se ha escatimado ni un esfuerzo, optándose por el director y presentador del programa decano de la radio, “Hoy por Hoy”, Iñaki Gabilondo. Éste licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra ha ocupado cargos de gran relevancia a lo largo de toda su trayectoria comunicativa. En 1980 fue designado director de Informativos de la Cadena Ser, pasando a dirigir el Telediario de TVE de mayor audiencia en 1981, año en que vivió el mal trago del golpe de estado frustrado del coronel Tejero. Desde 1985 dirigía con gran éxito el programa en que será relevado por el también periodista y ex integrante de la cadena radiofónica de Prisa, Carles Francino.

En la dirección de los servicios informativos de la nueva analógica se va a situar el ex Director adjunto del diario El País, José María Izquierdo, que obtuviera el título de Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid fue uno de los fundadores de la primaria Canal +, al tiempo que también fue integrante de Diario 16 y de la Agencia EFE. Su camino por el diario de mayor tirada nacional ha sido largo, destacando en algunos puestos como redactor jefe de Información Nacional, jefe de Edición y Subdirector del mismo.

En cambio la SER vive una época de constante renovación, tras la salida de Antonio García Ferreras de la dirección del medio y su nombramiento como Director de Comunicación del Real Madrid, y su sustitución por el ex Director de Informativos, Daniel Anido, y la designación de Rodolfo Irago como nueva cabeza visible de los servicios informativos de la emisora progresista. No es la primera de las novedades que se han dado a conocer en los últimos meses, puesto que ya se supo del fichaje de la periodista Ángels Barceló como sustituta del sempiterno Fernando García Delgado al frente del programa de los fines de semana, “A vivir que son dos días”. Además, se ha publicado el postulado de Lluis Rodríguez Pi como adjunto a la dirección de desarrollo de nuevos programas, intentando, ante todo, buscar nuevas fórmulas que permitan atraer a los cada vez mayores radioyentes.

La rivalidad entre los dos grandes ´halcones´ del principal partido de Israel, el conservador LIKUD, ha llegado a extremos que nadie podía prever en un principio. El detonante de la lucha entre Ariel Sharon y Benjamin Netanyahu ha sido la completa evacuación de la Franja de Gaza y algunos asentamientos de Cisjordania, hecho por el que dimitió como Ministro de Finanzas el segundo de ellos. En el seno de la formación existe una conciencia plena de que el Primer Ministro actual tiene todas las de perder, ya que el neoliberalismo está en las mentes de la mayor parte de los afiliados del partido. Ha resultado extraño ver como se pone en cuestión el liderazgo del hombre más popular del estado hebreo, sobre todo, intentando destituirle en mitad del mandato presidencial. Si, como se prevé, es relevado de su cargo, se ve como posibilidad mayúscula la creación de un nuevo partido de centro derecha liderado por el ex miembro de las fuerzas armadas judías, o bien conjuntar varias formaciones, entre ellas el Partido Laborista y el liberal Shinui, en una coalición amplia que consiga asentarse en el gobierno durante muchos.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris