Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

Salvemos el periodismo

Jesús Nieto Jurado

sábado, 27 de agosto de 2005, 22:29 h (CET)
Ortega definía su excelente producción ensayística, filosófica y metafísica aseverando que únicamente durante toda su vida, no había sido más que un periodista.

Razón tenía el fundador de la Revista de Occidente, cuando en su sentencia evidenciaba la grandeza del ejercicio del periodismo, en aquella España revanchista y cainita de principios de siglo, en el que la prensa era ejemplo de claridad y calidad literaria, y balcón de ideas y pensamientos que influyeron en que a nuestras católicas fronteras arrivasen los más progresistas pensamientos europeos , matizados e introducidos por aquella vanguardia periodística hispana, capitaneada por el susodicho Ortega.

Es, por tanto, el periodismo, y como gusta aseverar al maestro García Márquez, una de las más bella profesiones del mundo, en la que la fuerza de la palabra y la pulcra rectitud moral conforman los dos puntos cardinales del oficio, al que grandes pensadores se han asomado, en un afán de engrandecer una activida humanística, fundamental en nuestras sociedades, que en los últimos tiempos en España se ha venido deteriorando gracias a la incesante actividad de una “degeneración” periodística digital, capitaneada por cierto golpista del micrófono y terror de logopedas, que fiel a su cita, y auspiciado por historiadores fascistas, cada mañana reinventa la actualidad, con el propósito de engañar a la ciudadanía para conducirla a los oscuros fines de la derecha autoritaria española.

Irrita la existencia de este grupo pseudoperiodístico que se proclama liberal, cuando realmente supone el brazo armado y mediático de los rancios obispos españoles y los nostálgicos de “los mjores tiempos” preconstitucionales, y que usa la calumnia contra los verdaderos maestros del periodismo, como el caso de mi maestro Haro Tecglen, a quién tuve oportunidad de conocer la semana pasada, y quien me animó a seguir por la línea del verdadero periodismo, el analítico, liteario y veraz, que según el gran Benedetti es el de izquierdas, aunque le pese a la rancia y antidemocrática derecha de nuestro país.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris