Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Iraq en el nudo de la acción

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
sábado, 27 de agosto de 2005, 00:30 h (CET)
La minoría sunní está siendo señalada por el presidente norteamericano como causante de que el país no discurra hacia la pacificación tras la aprobación de una constitución “ideal” que ha preparado el gobierno de transición. Según el pragmatismo a que nos acostumbró en su primer mandato, y que parecía olvidado, los sunníes parecen estar a punto de cargar con la maldición por su responsabilidad de que Iraq no pase a ser, de inmediato, el modélico y democrático estado diseñado por la Coalición que, en su día, invadió y medio arrasó el país. La teoría del operativo parecía perfecta: Invasión del país, derrocamiento del sátrapa, ocupación y neutralización previa de los territorios en el oeste desde los que Israel es alcanzable por los misiles Scud, y extinción de los focos de resistencia-insurgencia o terrorismo; nueva constitución democrática, y aquí paz y después gloria. Eso sí, con el petróleo lo menos dañado posible, alguien ha de pagar la costosa “operación”.

Pero, hete aquí, que, las cosas no siempre salen según las cuentas que se echan. El número de bajas USA es considerable, el costo de la intervención ha obligado a cerrar cinco bases en su propio país, y entre los ciudadanos estadounidenses se va creando un síndrome equivalente al que culminó con la retirada de Vietnam. La “coalición” redentora, sigue siendo soportada, en su mayor parte, por el ejército de EEUU, y menos mal que el resto no ha seguido el modelo de retirada español animados por la invitación de su “accidental” y desquiciado presidente.

Las vicisitudes de Iraq no tienen cuento desde el momento en que al terminar la Primera guerra mundial, quedó bajo la influencia británica y según las fronteras trazadas, a regla y cartabón, por los oficiales de la Comisión de paz, que encerró tras la misma frontera a chiitas, sunníes, y parte del pueblo kurdo. En el momento actual, no se sabe que es más peligroso, si lo que apoya Estados Unidos, con una mayoría chiita escindida, pero proclive al régimen teocrático iraní, o la república federal antesala de la independencia kurda y con la nostálgica resistencia sunnita del laicismo de Sadam. Entre tanto se llegue a una solución estable, milagrosa, el establecimiento de la guerra civil es cada vez más palpable. Resulta evidente que a Bush, no le salen las cuentas. Iraq es una patata caliente que sin remedio la ONU habrá de asumir bajo su responsabilidad.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris