Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Misiones de paz

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 27 de agosto de 2005, 00:30 h (CET)
Esta semana hice el esfuerzo de ver íntegramente la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, así como la Comisión Permanente que se celebró inmediatamente después. Atentamente escuché al Ministro de Defensa, Bono, hablar de la “misión de paz” que desarrollan en Afganistán nuestras tropas.

Afirmó el Ministro, cargado de razón, que nuestras tropas están en Afganistán para defender la libertad, la democracia y luchar contra el terrorismo. Con su presencia se evita, por ejemplo, contó el Ministro, que los “pocos partidarios de los talibanes” que hay en Afganistán, asesinen a las mujeres que osan inscribirse en el censo electoral. Evitan también, que los terroristas asesinen a los civiles. De paso, ayudan a la construcción de hospitales, colegios e infraestructuras.

Defendió el Ministro, frente a lo que él llamó “minoritarias” tésis de Izquierda Unida, que Estados Unidos es nuestro amigo y aliado. Que está orgulloso de colaborar con USA en Afganistán.

No negó el Ministro en esta ocasión que dichas misiones no revistan mucho peligro. Desde luego, dijo el Ministro, el Ejército no es una ONG. (Pero… ¿esto no lo había dicho Rajoy?)

Nos contó también el ministro más medallista del gobierno del talante que las tropas están en Afganistán bajo mando de la OTAN y al amparo de una resolución de Naciones Unidas. Y encima a petición del presidente Karzai y de los afganos. La misión de uno de los batallones es ayudar a la celebración de elecciones en Afganistán.

Pues ¡qué quieren que les diga! Estoy de acuerdo con el Ministro. Pero como soy una puñetera sin remedio, inmediatamente me surgen unas cuantas preguntas, que creo que el PSOE debería responder:

¿Acaso las tropas polacas, useñas o dominicanas que hay en Irak están para misiones diferentes a las españolas en Afganistán? Si así es ¿cuál es la diferencia?

¿Acaso las tropas que hay en Irak no están allí para defender la libertad, la democracia y luchar contra los terroristas que asesinan de un golpe a más de treinta niños que hacen cola para recibir unas golosinas?

¿Acaso las tropas de Irak no estaban también allí para garantizar que se pudieran celebrar elecciones en dicho país –esas elecciones que los progres, siempre tan positivos, decían que era imposible, imposible celebrar- , como de hecho se celebraron, con una altísima participación de la ciudadanía iraquí?

¿Acaso no se aprobó en Junio de 2004 una resolución de la ONU – incomprensiblemente con el voto a favor de quien unos días antes había ordenado retirar sus tropas y quien en días posteriores pidió a todos los países aliados que incumplieran dicha resolución y se retirasen de Irak-, bajo cuyo amparo se encuentran ahora mismo las tropas desplegadas en Irak?

¿Acaso no pide el gobierno iraquí la permanencia de las tropas mientras no puedan ellos por sí mismos garantizar la seguridad y estabilidad de su país?

¿Acaso no ha enviado el gobierno de Rodríguez tropas a Afganistán –y a Haití- igual que en su día Jose María Aznar las envió a Irak – y a Afganistán-? Porque que yo sepa los soldados españoles no han ido a la guerra ni en uno ni en el otro país. Han ido después del conflicto. A eso que llaman “misión humanitaria”.

Pues si todo eso es así ¿qué diferencia hay entre Afganistán e Irak? Yo se lo diré: la demagogia del “No a la guerra”, “asesinos” y “vuestra guerra, nuestros muertos” de Jose Luis Rodríguez Zapatero. Y es que la demagogia, si Rubalcaba no lo remedia, siempre pasa factura.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris