Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

El accidente que recuerda al Yak-42

Sergio González García

lunes, 22 de agosto de 2005, 23:28 h (CET)
El fallecimiento repentino de diecisiete militares españoles en la localidad afgana de Shindand, cerca de la emblemática Herat, a consecuencia de la caída del helicóptero ´Cougar´ en el que viajaban, hizo recordar épocas pasadas, sobre todo la vivida aquel veintiséis de mayo de 2003 en que sesenta y dos miembros de las Fuerzas Armadas Profesionales fallecieron en un accidente en Turquía cuando volvían de realizar su labor en Afganistán. Una vez conocida la noticia, todas las cábalas apuntaban a un posible ataque terrorista que tendría como posible fin la influencia en el gobierno español para que retire los efectivos que mantiene el Ministerio de Defensa en el país asiático. Según el titular del mismo, José Bono, “la misión comportaba un elevado riesgo puesto que realizaban funciones tácticas de integración, hecho que les obligaba a navegar a una altura del suelo ínfima, entre tres y diez metros”. En cambio desde el bando talibán, que ya fuera derrotado en 2001 por las tropas norteamericanas tras unas manifestaciones en las que acusaban a su régimen de practicar un política contraria a los Derechos Humanos, y de encubrir al principal responsable de los atentados del 11-S, Osama Bin Laden, y una intervención fugaz en la que el líder musulmán, mulá Omar, exiliado de la ciudad en la que se encontraba, Kandahar, para reclutarse en las montañas limítrofes con Pakistán, se ha apuntado a un acto de sus resistentes, encabezados por el mulá Dadulá, que no pudo concretar sus acciones al verse intacto el aparato en el que viajaban los efectivos nacionales.

No sólo uno de los helicópteros se vio envuelto en el suceso, sino que otro aparato de las mismas características tuvo problemas, obligándole a aterrizar de emergencia con cuatro heridos “a sus espaldas”. Aunque, la hipótesis no es la más probable, debido a que todos los indicios llevan a pensar en un accidente provocado por las adversas condiciones climáticas que suelen darse en la zona, con constantes ráfagas de viento y tormentas de tierra, que le podrían haber llevado a romper el rotor de cola y estrellarse con las montañas que asoman en la geografía de la antigua región soviética. Los diecisiete fallecidos en la catástrofe, cinco de ellos provenientes de una base militar de Sevilla y el resto de otra base en Pontevedra, se integraban en la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), desplegada bajo el mandato de Naciones Unidas y en la que intervienen más de diez mil soldados de treinta y siete países. Las funciones principales encomendadas a estos efectivos es la de la pacificación completa del estado, la detención de los restos que quedan del antiguo aliado norteamericano, el régimen talibán, y la democratización del país, que ya cuenta con una constitución y un jefe de gobierno, Hamid Karzai, elegido a través de las urnas.

Los partidos políticos hicieron rápidamente una reflexión acerca de lo acontecido, mostrándose diferenciados en sus diagnósticos, ya que, si desde el Partido Popular, hubo variedad de opiniones, las que iban de la comprensión de su Presidente, Mariano Rajoy, hasta la mayor de las radicalidades posibles, representada por su Portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, otros, como los principales socios de gobierno, Izquierda Verde y Esquerra Republicana, apuntan a una retirada de las tropas de esa zona en que según apuntan “sólo estamos realizando el trabajo sucio de los Estados Unidos, que ya nos adjudicaron tras tener éxito en la campaña “Libertad duradera” impulsada en 2001”. El gobierno, encabezado por el Presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, desde un inicio, se ha mostrado respetuoso con las víctimas, a las que ha apoyado en todo momento, pese a que sus informaciones han resultado en ocasiones algo contradictorias entre sí.

Desde las filas batasunas, uno de sus máximos dirigentes, Pernando Barrena, emplazó a todo el arco parlamentario nacionalista, Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna, Aralar, y Esker Batúa, a enfrentarse públicamente a la llamada “Ley de Partidos” que contó con la aprobación, casi en exclusiva, de los dos principales grupos parlamentarios españoles, Partido Socialista y Partido Popular, y en la que se reflejan una serie de principios que deben respetar todas las formaciones si quieren entrar en “el juego de la política activa”. El primero de los pasos que deben cumplir, en palabras del miembro de la plataforma ilegalizada, es la devolución de las actas de concejal que tienen en su poder estos partidos políticos, pero que, en función de la Ley d´Hont les correspondería a los electos de Batasuna si esta coalición no hubiese sido ilegalizada tras la puesta en marcha de la polémica ley.

Los partidos nacionalistas, aunque mantienen su discrepancia con respecto a la Ley de partidos políticos, considera que no deben devolver sus actas de concejal ganadas limpiamente el veinticinco de mayo de 2003 en las elecciones municipales, menos aún entregárselas a una formación que sigue sin condenar la violencia terrorista de ETA ni la ´Kale borroka´. Al tiempo, consideran un hecho aislado lo ocurrido en la localidad guipuzcoana de Azkoitia, en la que un responsable de la plataforma legal, Batera, dimitió de su cargo por no “haberlo ganado en votos”, cediendo su plaza en la corporación local a Asier Larrañaga, perteneciente a la ilegalizada Kimue, próxima a la extinta Batasuna.

El desmantelamiento de Gaza ha traído una creciente satisfacción en las filas palestinas que ven como van a poder habitar un terreno que les fuera desposeído tras las constantes guerras entre Israel y el resto de países musulmanes de la zona. El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abú Mazen, ha firmado un decreto por el que las colonias desmanteladas pasan a formar parte del territorio palestino, aunque se prohíbe su reocupación hasta que quede dictaminada su pertenencia. Los asentamientos más emblemáticos, entre los que se encuentran Kfar Darom, Neve Dekalim o Netzer Hazani, ya han sido evacuados, mientras que otros como Netzarim, Bnei Hatzmón y Katif están en pleno proceso.

Este hecho ha provocado un aplazamiento de las elecciones legislativas, previstas para el veintiuno de enero de 2006, a lo que se le ha unido la masiva afluencia de palestinos a La Meca en esos días, viéndose “La Mukata” obligada a tomar esta decisión. El retraso será efímero debido a que éstas han sido previstas para cuatro días más tarde de su fecha inicial, aspecto que para el negociador palestino, Saeb Erekat, puede beneficiar a aumentar la participación en los comicios. El proceso electoral se ha ido cumpliendo progresivamente desde las pasadas elecciones presidenciales en las que se eligió a Mazen como máximo dirigente en primer lugar de la izquierdista Al Fatah, y posteriormente, cabeza visible del territorio que tantos años fuera dominado por Yaser Arafat.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris