Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Rebelión contra Pedro J.

Sergio González García

jueves, 18 de agosto de 2005, 21:51 h (CET)
Pasado un año de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, su corte ministerial sigue siendo bastante desconocida para la mayoría de los ciudadanos, según la última encuesta hecha pública por el organismo público encargado de la publicación de los tan esperados sondeos de opinión, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La primera de las grandes ausentes en la memoria de los españoles es la titular de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, que ve como su profunda Ley Orgánica de Educación (LOE) va a ser llevada a cabo sin que “nadie” sepa quien la pone en marcha. Curiosamente, las caras menos reconocibles son la de mujeres, ministras que están desempeñando una nada desdeñable labor, pero que no tienen el beneplácito de la sociedad. Se trata de las Ministras de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, y la responsable de Fomento, Magdalena Álvarez, que no son conocidas ni tan siquiera por la mitad de la población. Entre los hombres, los ministros menos conocidos son los encargados de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla e Interior, José Antonio Alonso, aunque ambos disponen de un mayor reconocimiento público que las damas.

Por el contra, los titulares más conocidos son los llamados “centristas” dentro del Ejecutivo socialista. El primero de ellos es el ex Presidente de Castilla-La Mancha y actual Ministro de Defensa, José Bono, que es además el más apreciado por los españoles, a continuación se ve seguido por el director de las finanzas españolas, Pedro Solbes, que se ve recompensado así por su buena labor al frente de la economía, y por último la Ministra de Presidencia, Portavoz y Vicepresidente primera, María Teresa Fernández de la Vega, “cara visible” del Gobierno, caracterizada por su temple y celeridad a la hora de estar al lado de las familias que se han visto afectadas por alguna catástrofe, véase incendio de Guadalajara o derrumbe del Carmel. Dos miembros de la cúpula ministerial tienen características paradójicas, al ser muy conocidos entre ´el pueblo llano´ aunque son percibidos de manera muy negativa por las constantes ´meteduras de pata´ que han cometido. Ellos son el diplomático responsable de la cartera de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la responsable de Vivienda, María Antonio Trujillo.

El asalto a la piscina ilegal del ex director del “Diario 16” y actual líder del moderado diario “El Mundo”, está trayendo cola en los últimos días desde que se publicaran estos hechos. Los acontecimientos transcurrieron de manera repentina cuando, una serie de individuos encabezados por el diputado de Esquerra Republicana, Joan Puig, decidió adentrarse en la propiedad privada del periodista sin tener un permiso previo. La casa que tiene Pedro J. Ramírez en la costa balear se encuentra en una zona que violaría la llamada Ley de Costas, por lo que se considera territorio público por el que puede acceder cualquier individuo según su voluntad. Aunque desde las páginas del diario El Mundo se ha emplazado continuamente a la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para que legalizara su propiedad y de esta manera nadie la pudiera invadir. Finalmente, la titular del ramo accedió a firmar un decreto por el que suspendía el uso público de la zona, permitiéndole descansar tranquilamente durante el período estival sin necesidad de verse vigilado por nadie ni asaltado por espontáneos de la tierra.

El Presidente de Baleares y ex Ministro de Fomento, Jaume Matas, apuntó como muy negativo este hecho, expresando que “estas actuaciones atentan contra la legalidad y la voluntad de los individuos que eligen esta comunidad autónoma para pasar sus vacaciones”. Las críticas no sólo se cebaron con el responsable político catalán, al que criticó por no dar ejemplo de lo que es un buen ciudadano y de invadir zonas privadas que ni siquiera son de su misma autonomía, sino que también puso “el grito en el cielo” contra el responsable de Interior, José Antonio Alonso, por no utilizar a las Fuerzas de Seguridad del Estado para evitar que se produjeran estos lamentables acontecimientos.

Desde otros partidos políticos, como Unió Democrática de Cataluña (UDC), su Secretario General, José María Pelegrí, expresó su molestia puesto que “ningún ciudadano tiene la potestad para invadir una propiedad privada de otro, sea quien sea el individuo”, además de apuntar que el derecho a la propiedad está recogido en la Constitución, criticando así mismo al diputado perteneciente a un partido, ERC, que sustenta al gobierno central. Mucho más comedido en sus palabras fue el Secretario General de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que intentó hacer una reflexión de lo sucedido en la finca de Pedro J. indicando que deben ser cumplidas a rajatabla las leyes que abordan el aspecto de la propiedad de los terrenos y la zona en la que se puede edificar. El diputado en cuestión, Joan Puig, defendió los actos que había cometido amparándose en la ley de costas actual, aunque el “uso privativo” de la piscina del poderoso director de medios de comunicación dictaminado por el gobierno impida estas situaciones. Además acusa al periódico moderado de ejercer una presión sobre el gobierno para legalizar la finca, mostrándose partidario de presentar una denuncia en los juzgados contra los guardias de seguridad por causar lesiones a varios de los miembros de la comitiva.

La sombra del yerno de José María Aznar, Alejandro Agag, es alargada, hecho que se percibe en Italia de manera explícita, toda vez que la ayuda que uno de los responsables de la Guerra de Irak, el ex Presidente del Gobierno español, a otro de éstos, el jefe de Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, es cada vez mayor para conseguir apoderarse de la primera de las cabeceras de la prensa italiana, el Corriere della Sera, y por extensión del grupo editorial Rizzoli, propietaria entre otras de la editorial francesa, Flammarion, y del rotativo español, El Mundo. Todo ello se puede englobar en la estrategia del “cavaliere” por hacerse con el control del diario de ideología moderada y burguesa que en ningún momento ha aceptado el gobierno de ultra derecha que se ha impuesto en el país transalpino desde que llegó al poder el partido del magnate, Forza Italia, y sus correligionarios de la Liga Norte y Alianza Nacional.

España sería uno de los grandes afectados por la consecución de esta operación financiera, puesto que Mediaset, la empresa propiedad del Primer Ministro italiano, controla en España Tele5, al tiempo que mantiene alianzas estratégicas con el grupo español, Vocento, propietario de Punto Radio y accionista de la líder televisiva, que según las informaciones podría estar implicada en la compra del diario italiano. El primer periódico en ventas de la península itálica está participado en su mayoría por los socios de Rizzoli, entre ellos se Fiat, Pirelli, Tronchetti, Provera y Pesenti, que mediante un pacto interno se ven obligados a mantener al menos el sesenta por ciento de las acciones de la empresa editorial. Según el Presidente de la todopoderosa automovilística Fiat y de la patronal italiana Confindustria, Luca Cordero de Montezemolo, “el pacto tiene unas bases sólidas y no se va a ver amenazado por las discrepancias internas que puedan provocar cualquier tipo de traición”. De esta manera, el conflicto permanente entre la vieja clase burguesa de Italia, encabezada por la familia Agnelli, y la nueva clase empresarial poderosa en lo económico se hace evidente conforme pasan los días.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris