Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¿Traición a España?

Miguel de Arriba
Redacción
jueves, 18 de agosto de 2005, 03:17 h (CET)
Es realmente increíble la cantidad de dinero que España dedica a ayudar a los demás; como increíble es que nunca lo tenga para ayudar a los propios españoles. Para ver las ingentes cantidades de dinero público que se gastan en los foráneos solo hay que darse una vuelta por 'España gasta' y E'spaña dona'. ¡Es para quedarse bizco!.

¡Ah!, pero si Usted se dirige a la Administración solicitando ayuda, la respuesta invariable es... ¡no hay presupuesto para eso!. Si vive en el exterior, entonces olvídese, pues Usted ya no cuenta para ellos. Parece que han olvidado la Constitución y lo que en ella se manda o tal vez piensan que eso es una tontería que sólo sirve para guardar las formas pero que puede violarse cuando haga falta:

CAPÍTULO TERCERO: "De los principios rectores de la política social y económica" (artículos 39 al 52), también hay que refrescar la memoria en relación a lo que manda el TÍTULO VII "Economía y Hacienda" en su Artículo 128, apartado 1: "Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general", que creo está muy claro que se refiere al interés general de los ciudadanos españoles y desde luego que no al de cualquier otro ciudadano de un país que no sea España.

Está también clarísimo, que entre las competencias de las Comunidades Autónomas descritas en el artículo 148 de nuestra Carta Magna no hay ninguna que las autorice a desviar fondos públicos para atender necesidades que no sea las de los ciudadanos/as de dichas Comunidades; es decir, de los españoles. En ningún momento se cita entre las mencionadas competencias la ayuda a otros países.

También es increíble el desvelo de nuestros políticos por proteger a los demás y la falta de entusiasmo que tienen para proteger a los ciudadanos españoles tanto dentro como fuera del territorio nacional.

Nuestros soldados mueren para defender ¿a quién?. En el caso de la noticia estoy apenado por los compatriotas muertos y porque eran de El Copero en donde realicé mi servicio militar. Todo lo anterior, les guste oirlo o no, es una auténtica y dolosa traición a la Patria. ¿Hasta cuando habrá que soportarlo?

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris