Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   AL DETALLE   -   Sección:   Opinión

Con uniformes y a lo loco

María Sánchez Rodríguez
Redacción
viernes, 12 de agosto de 2005, 02:26 h (CET)
Lo tengo muy negro, me paso la vida criticando a la Administración por no preocuparse de cuidar a los que nos cuidan, quiero decir, Policías, Bomberos, Guardias Civiles, Protección Civil, Samur y demás cuerpos sanitarios y de seguridad.

Y la verdad, me quedo sin palabras o más bien sin letras, para defender lo indefendible. Miembros de Brigadas forestales detenidos por provocar incendios, Guardia Civiles por utilización de medios agresivos y violentos y por una posible extralimitación en sus funciones".

Pero claro, por otra parte ya sabemos que porque unos pocos metan la pata de tal manera y cometan posibles delitos, no todos van a ser iguales. Los gritos de 'asesinos' frente al cuartelillo de Roquetas fueron a diestro y siniestro. Y si se demuestra que la muerte del agricultor y vecino de dicho municipio fue por linchamiento, dada la versión de diferentes testigos, no se debe caer en el linchamiento de todos los Guardias Civiles.

En el caso de los forestales que fueron detenidos por presunto delito de provocar un incendio, no sé ni qué decir, pero sí podría remitirme a las cientos de veces que he criticado la falta de una calidad de selección del personal, la mala preparación y el caciquismo que existe en muchos cuerpos de seguridad, o que pertenecen a Protección Ciudadana.

Estamos en el país de elegir a dedo a los que serán responsables de muchas concejalias y consejerias sin estar preparados. No es raro encontrar alguna concejala o concejal de Protección Civil o Policía que no sabe ni lo que es un rotativo. Consejeros/as de medio ambiente que piensan que una planta nuclear es un cactus lavado con lejía.

Y es como una ruleta: el que está arriba elige al amigo, el amigo al otro amigo y al final los currantes acabamos con jefes que no saben ni decir la palabra proyecto. Y claro, sin proyectos, no hay nada que aplicar, pero el caso es que los presupuestos los pagamos todos. Así que al final ya ni sé quién tiene la culpa y quien no... tal vez sea que entre quien quiera y se salga quien pueda.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris