Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Los efectos de la retirada

Sergio González García

viernes, 12 de agosto de 2005, 02:26 h (CET)
La controversia por el inicio del proceso de retirada de los mimbres judíos de la provincia palestina de Gaza, ocupada desde los años sesenta tras la victoria sobre el ´ejército´ musulmán, ha alcanzado límites insospechados en un principio, puesto que, a la postura negativa de los colonos hebreos a su retirada de una zona que habitan desde hace varias décadas, se le ha unido la rebelión de una parte del gabinete de gobierno del Primer Ministro, Ariel Sharon, encabezada desde un primer momento por el ex Primer Ministro y actual Ministro de Finanzas, Benjamin Netanyahu, al considerar que esta región, ocupada por los palestinos, “puede llegar a ser una base de refugio para el terrorismo”. El ex jefe del LIKUD, que ya firmara unos acuerdos, los de Wye Plantation, con el entonces líder musulmán, Yaser Arafat, en 1997, endureció progresivamente su postura con respecto a la Autoridad Nacional Palestina, (ANP), llegando a criticarla duramente y evitar mantener contactos con el grupo dirigente palestino. Su carrera política se inició en 1982 como ayudante del Embajador judío en Estados Unidos, Moshe Arens, convirtiéndose más tarde en embajador especial del país en las Naciones Unidas. Fue el Jefe de gobierno de una de las coaliciones más efímeras de la historia del estado hebreo, ya que tras obtener la victoria en 1996 sobre el entonces Primer Ministro y actual presidente de los laboristas y viceministro, Simón Peres, fue abandonado a su suerte por sus socios de gobierno, viéndose obligado a dimitir, y perdiendo más tarde el liderazgo del país a manos del laborista Ehúd Barak.

En el primero de los gobiernos de viejo comandante judío, Sharon, ocupó la cartera de Exteriores, donde su labor no fue muy brillante, hecho que se vio compensado más tarde, en el segundo de los ejecutivos formados por la derecha, en el que tendría en sus manos la facción económica. Su visión neoliberal de la economía le ha llevado a privatizar la mayor parte de los emblemas que aún conservaba la administración, todo ello acompañado de bajadas de impuestos para las altas familias y las reformas estructurales, lo que ha llevado a un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) considerable. Su dimisión es la primera de los últimos meses, puesto que, ya anteriormente otros miembros del gabinete, sobre todo los más ortodoxos, presentaron su dimisión por discrepancias con la postura desdeñada por la presidencia desde la firma en 2003 de la Hoja de Ruta.

La polémica no sólo ha acompañado a zonas conflictivas, como Oriente Próximo, sino que en otros estados, como Japón, las dimisiones son motivo de noticia. El rechazo por parte del Senado de la reforma que permitía privatizar el servicio postal del país, considerada uno de sus grandes estandartes en la parte financiera, cayó como ´un jarro de agua fría´ en la jefatura de gobierno, donde el Primer Ministro, Junichiro Koizumi, anunció la disolución de la Cámara y la anticipación de las elecciones al tener en contra de sus propuestas a una parte de su propio partido, Partido Liberal Demócrata (PLD). Esta situación es la más grave desde que se conformara el segundo de los gobiernos del actual líder del país, que obtuvo una victoria aplastante sobre el Partido Democrático en 2003.

La reforma planteada por el máximo mandatario pretendía desprender del estado un organismo que funciona como la principal caja de ahorros de Japón y una de las mayores del mundo, con más de trescientos billones de yenes en fondos. Al mismo tiempo, este servicio da empleo a doscientos sesenta mil trabajadores en más de veinticinco mil oficinas, de tal modo que la protección estatal le ha valido el apoyo de los poderosos sindicatos y miembros del sector. Los críticos de la medida consideran que puede poner en peligro el crecimiento económico del país, al tiempo que significaría la pérdida cuantitativa de miles de empleos. Los efectos políticos no se han hecho esperar, ya que el Ministro de Agricultura y Pesca, Yoshinobu Shimamura, ha presentado la dimisión irrevocable, mostrando su oposición a la disolución de las Cortes sin la firma del edicto imperial necesario en el proceso.

La ayuda recibida por los ejecutivos conservadores de los países desarrollados, véase Estados Unidos, Australia o Japón, del conglomerado comunicativo formado por el magnate Rupert Murdoch, News Corporation, puede verse afectada por la profunda crisis en la que se encuentra envuelta desde hace unos meses a consecuencia de la salida de uno de los hijos del todopoderoso australiano, Lachlan Murdoch, de la ejecutiva empresarial. Este gigante del sector, que abarca cine, televisión y prensa, tiene como abanderados a factorías como la Twentieth Century Fox, las neoconservadoras televisivas Fox News, Sky tv y Star tv, además de gestionar la editora Harper Collins, que tiene en su mano prestigiosos diarios como el “New York Post”, “The Sun”, “The Times” o el aussie “Daily Telegraph”.

A ello, se le unen los problemas familiares del ´cabeza de familia´, que ha visto romper su matrimonio con Anna Murdoch, con la que tiene tres hijos en común, y que se va a ver beneficiada por el treinta por ciento de la fortuna estimada del presidente de la compañía. Las complicaciones no se dejan de suceder, y uno de sus colaboradores, John Malone, intenta ganarse el voto de confianza de los accionistas y de los integrantes de la compañía. Para su eminente sucesión, una vez descontada la posibilidad de su primogénito, se postula Peter Chernin, Presidente y Director de Operaciones de News Corp, que cuenta con el beneplácito de todas las partes implicadas.

La vuelta a las armas biológicas de uno de los países considerados pertenecientes al llamado “eje del mal”, Irán, por la Secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, ha suscitado un aluvión de críticas hacia el nuevo Presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, que en su discurso de toma de posesión se oponía a utilizar métodos contrarios a la paz y los derechos humanos. Desde París, el Ministro de Exteriores galo, Philippe Douste-Blazy, se mostró contrariado por no haber podido alcanzar un acuerdo con el país musulmán que se evitara esta situación, mientras que los Estados Unidos se denunció el hecho, al tiempo que se intentaba concienciar a la ONU para que actuara con medidas represivas contra el régimen teocrático del ayatolá Jamenei. El control de las armas va a recaer en manos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), cuyo presidente, el egipcio Mohammed el Baradei, es mucho más receptivo a la posesión de este tipo de armas siempre que su utilización sólo se produzca en condiciones de seguridad extremas. Desde la vicepresidencia de la Organización Iraní de la Energía Atómica, su titular, Mohammed Saidi, considera “irreversible” la decisión, además de apuntar que por ahora no se va a enriquecer uranio, permitiéndose sólo la transformación del mineral bruto en gas.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris