Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

Ellos no necesitan vacaciones

Juan Antonio Hurtado
Redacción
jueves, 11 de agosto de 2005, 00:09 h (CET)
Bueno, ahora que es agosto parece que todos nos disponemos a hacer las maletas para irnos de vacaciones, otros al oír esa palabra hacen un extraña mueca con la cara en concordancia con el desconocimiento del significado de esa palabra. Las vacaciones son esas cosas que tomamos en un determinado mes simplemente porque así está estipulado, otra opción seria la de no pasar el calor que necesariamente pasaríamos si trabajásemos, yo mas bien creo que así está estipulado por la sociedad, y como así es y es así, pues como borreguitos amaestrados cogemos las vacaciones en agosto, así los días previos a tomarlas podemos fardar de que tal día tomamos un avión que te lleva a un lugar magnifico con una fenomenal playa donde tan solo estarás tu, pobre iluso al pensar así y defraudado volverá con el rabo entre las piernas al comprobar que se alojó en el hotel más turista en unas fechas en las que todo el mundo hace los bártulos y acarrea con la familia sin pensar en las terribles consecuencias que podría conllevar. Dentro de estos planes siempre hay alguien que no está invitado: las mascotas.

Esa mascota que te ha acompañado quizás desde tu infancia, es como un hermano con el que has convivido desde años, simplemente lo quieres y no reparas en parar a pensar el por qué. Esas mascotas que son abandonadas en un caluroso mes de agosto simplemente porque no saben que hacer con el cuando llegan las ansiadas vacaciones pedidas de antemano seis meses antes. No entiendo como pueden tener el valor y la osadía de dejar tirado a la mascota querida por toda la familia, ese animal que te ha acompañado y te ha querido sin importarle lo que le dabas a cambio, que a pesar de tus descuidos y malos tratos te ha esperado detrás de la puerta cuando oía las llaves en el umbral, ese animal que ha ido corriendo en tu búsqueda a darte el recibimiento que tu familia debería darte. Resulta que abandonas a ese animal porque quizás te cansas de él, porque no sabes que hacer cuando te exponen un plan mejor, como si el no fuera digno de tu cariño y de tu atención, como si fuera menos que una persona, como si no importara dejarlo gimotear en la puerta mientras espera sollozando que la vuelvas a abrir, grites su nombre y todo vuelva a ser como antes de que se te ocurriera la genial idea de soltar lastre con el saco equivocado mientras el saco llora esperanzado que una mano benévola le salve de la caída.

Por suerte también existen personas, y son éstas las encargadas de ayudar a estas mascotas abandonadas, quizás la alternativa en los días actuales, ya que la empresa como entidad financiera nos engloba a todos, seria que crearan un sindicato para la protección de animales, y así la gentuza que vive en este mundo inhumano pueda dejar durante sus vacaciones a las mascotas al cuidado para que así al volver se los encuentren aun mas sanos que cuando los dejaron , mientras volteabas la espalda y ni tan siquiera mirabas de reojo.

Noticias relacionadas

Peñas Rojas, la riada y la GR 262

V. Rodríguez, Zaragoza

El acuerdo de Ausburgo

G. Seisdedos, Valladolid

Frente a la resistencia a los antimicrobianos

D. Martínez, Burgos

La negociación de los PGE

X. Madrid, Girona

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris