Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Rústicos en Dinerolandia

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 8 de agosto de 2005, 22:03 h (CET)
Ha sido llegar el socialista matrimonio Rodríguez a La Moncloa y, tras dictar un propagandístico Código del Buen Gobierno, comenzar los dispendios propios del rústico al que le toca la lotería. Con el dinero de todos, por supuesto. Hagamos un repaso de los dispendios socialistas del matrimonio y su alegre cuadrilla:

Nuestro Presidente, según ha denunciado el semanario “Época”, habría utilizado aviones a cargo del Presupuesto General del Estado, para acudir a actos de partido. De su partido, claro. Cosa que no hicieron ninguno de sus antecesores en el cargo.

Por no hablar de sus vacaciones de lujo en La Mareta, vivienda perteneciente a Patrimonio Nacional y catalogada oficiosamente como de uso exclusivo de la familia real. Más de 9 visitas ha realizado la segunda dama a la solución habitacional o dacha de verano para ordenar se acondicionara una piscina para sus prácticas bajo el agua y para cambiar la renovación interior. Parece ser que doña Sonsoles se ha decidido por el color blanco para la decoración. Cosas de nuevos ricos…

Hay que acordarse de la celebración del cumpleaños presidencial en la isla -¡qué apropiado el nombre!- La Graciosa. O su visita a la ópera mientras Guadalajara estaba en llamas. O el espectáculo del Real Madrid en China –dicen las malas lenguas que el espectáculo lo dieron los miembros del séquito de Rodríguez- mientras se oficiaban los funerales …

Y no sólo eso. Nuestra segunda dama, Lady Sonsoles, desalojó a la Guardia Civil de su cuartel de Valdemoro para practicar el buceo. Montado el escándalo decidió que en Moncloa se adaptase una piscina a sus caprichos. 17.000 euros. Según publicó el mismo semanario “Época”, Lady Sonsoles se habría desplazado al extranjero con una amiga para acudir a la ópera.¿Adivinan a costa de quién?

Parece ser que del vestuario de la señora de Rodríguez se ocupa doña Elena Benarroch, famosa peletera de la “beautiful people”. 180 euros metro cuadrado de tela. Atrás quedó el look progre de la esposa del Presidente. En 3.600 euros ha estimado el semanario “Epoca” el modelito de Sonsoles con motivo del bautizo real. 600 euros en zapatos alemanes. 400 euros en peluquería. Vamos, como cualquiera de nosotras. Ahora, mi duda es quién lo paga. Si lo paga doña Sonsoles de su bolsillo, me parece perfecto.

Como anécdota -también publicado en Epoca- hay que mencionar que nuestro Rodríguez, tan defensor, como buen socialista, de la escuela pública y contrario a la privada, ha querido matricular para este curso escolar a sus hijas en el elitista, privado y carísimo colegio Europa de Madrid. Es como lo de los inmigrantes en el aeropuerto de Lanzarote. ¡Que vivan los pobres, pero lejos de mí!

Luego están los derroches de las ministras. La señora Trujillo, la misma que propone pisitos de 30 metros para los jóvenes, se ha gastado una fortuna en acondicionarse un chalet de más de 300 metros cuadrados como vivienda oficial del ministerio ese que desde la época franquista no existía. ¿Y qué me dicen del helicóptero enviado para inyectar un Urbasón porque a la señora la había picado un mosquito? ¿Y de los zapatos “Manolos” que gasta la ministra de Cultura para decir que a ella le da igual si España es Nación o no?

Está claro que cuando las señoras ministras posaron en el Vogue justo al principio de legislatura, aquello era más que una simple foto: era toda una declaración de intenciones. De la pana a la “chaisse longue”, pasando por La Mareta. ¡Viva la redistribución socialista!

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris