Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

Los agujeros del queso

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
viernes, 5 de agosto de 2005, 22:29 h (CET)
En este país sucede, en cierto modo, lo que a un gran queso de Gruyère, en que, entre el seco, consistente, y sustancioso derivado lácteo se encuentran enormes agujeros consecuencia de la fermentación. Es de recordar a aquel cómico que le pregunta inocentemente a su compañero: ¿El queso de Gruyère, tiene agujeros?... “Sí” –contesta el colega. - “Entonces, mi bocadillo es de agujero, en lugar de queso”.

Siguiendo con la metáfora, los “agujeros” provienen de la efervescencia política. Y no es cuestión de hacer inventario de ellos porque la columna se haría interminable. “El problema del fútbol español, son sus dirigentes” –señaló, en su momento, José María García. Lo cual se convirtió en un vaticinio de la clase política emergente tras la instauración de la democracia hace más de veinticinco años. Así también lo ha reconocido ese cazurro aragonés con talento que es, genéticamente, Carod Rovira. Nadie sabe que existan otros tratos con la Eta criminal, que los que se contemplan a través de los tribunales de justicia, sin embargo, él asegura: Se están produciendo contactos "en todas direcciones" para lograr el final de ETA y se mostró convencido de que "se dan las condiciones para que en dos años" se haya superado la violencia. Es de señalar lo necesario que resulta en los “agujeros” el uso de eufemismos. Se ve que las palabras claras y rotundas no son propias de la oscuridad. Lo de, “al pan, pan, y al vino, vino”, no les va. La “violencia” es, para ellos, la bomba bajo el coche, o el tiro en la nuca. Diccionario en mano, significa: “Aplicar medios violentos a cosas o personas para vencer su resistencia”, con lo que es de contar con la reacción del violentado, y, que se sepa, nunca las alimañas etarras han sostenido un enfrentamiento.

De ese mismo “agujero”, que da mucho de sí dado la escasa sustancia que lo rodea, surge, en consecuencia, lo que la Vicepresidenta del gobierno ha llamado el “chantaje”. Y, en esto, es difícil estar de acuerdo con ella; si hay un político sin doblez es Carod. Siempre ha defendido lo mismo. Si al presidente Rodríguez le ha convenido contar con él, ha de atenerse a las consecuencias. ¿Se podrá encontrar en este país una leche cuajada que fermente sin agujeros?

Noticias relacionadas

Cafés van salvando vidas

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Un esperanzador encuentro

​Una profunda reflexión y luz y claridad es lo que la Iglesia Universal espera y desea de este encuentro

Momentos difíciles para el Vaticano. La exhumación tercermundista de Franco

“Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje...” Martin Lutero

¿Dedicar un tiempo a la política o vivir de la política?

La dedicación a la política, con billete de ida y vuelta, solo será posible cuando el político tenga una profesión a la que volver

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris