Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Contrapunto iraní

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
jueves, 4 de agosto de 2005, 23:49 h (CET)
Dentro del calmado viaje que la humanidad está llevando a cabo en el presente año, y exceptuando los sobresaltos de las explosiones en el metro londinense, de manera periódica viene resurgiendo la existencia de Irán como motivo de preocupación exterior. La terrible arma atómica experimentada hace exactamente sesenta años sobre seres humanos y que condujo al brusco desenlace de la Segunda guerra mundial, es el motivo por el que este “contrapunto” de actualidad de Irán resulta tan preocupante para todos.

Lo más reciente es el “pulso” que este país está echando con la Unión Europea, por ver si permite, o no, la inspección de la producción de uranio limitada a fines energéticos industriales. La posible derivación de los mismos hacia el arma nuclear es el verdadero campo de batalla. Irán tiene una extensa frontera con Turquía, y como ésta, se halla en negociación, a plazo fijo, con la Unión Europea, es más que legítimo que pretenda conocer la posible capacidad agresiva de un “futuro” vecino. Detrás, también se encuentran los EEUU, lidiando, por la mano derecha, con Corea del Norte, que sí que tiene esas armas, y haciendo alarde de ello.

El nuevo presidente salido del actual sistema electoral iraní, tomó posesión ayer mismo, y, de modo sorprendente, abogó por "la eliminación de las armas de destrucción masiva de todo el mundo", al considerar que "amenazan la humanidad". ¿Cuál es el problema entonces?... se preguntan los veraneantes ciudadanos, al ver que todos están de acuerdo en lo mismo. Y, el problema es ese, precisamente, que, desde hace sesenta años, la proliferación del arma nuclear fue obsesiva mientras duró la “guerra fría”, y, concluida ésta, han ido a parar a países más o menos de “fiar”, además de las que al desmoronarse la Unión Soviética anden incontroladas por ahí.

Si bien, hay que leer entre líneas una vez más. Y cuando el nuevo presidente iraní dice que deben desaparecer de “todo” el mundo, es preciso entender que “también” de su alrededor, y muy cerca de él, está Israel, que, por lo visto, tiene amas de esa clase, cerrado a inspecciones, y dispuesto a utilizarlas en “defensa propia”, que viene a ser lo mismo que “preventivamente”. Esta es la madre de todas las batallas en esa extensa, desértica, y petrolífera zona del Globo. Resulta imposible predecir en qué terminará este continuo volver a la actualidad del Irán de los ayatoláes, con su revolución “pendiente” desde que se asentó el imán Jomeini tras el derrocamiento del Sha. La evolución menos deseable sería la intervención exterior, y, por el contrario, lo que se espera con mayor ilusión es que la población iraní que no está de acuerdo con los dictados de los clérigos musulmanes, consiga regir el país.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris