Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

España, 'de verano'

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
martes, 2 de agosto de 2005, 22:22 h (CET)
Esta expresión achulada con la que una persona se despide de alguien dando a entender que “no piensa hacer” lo que se pide o espera de ella, resulta aplicable a la actitud conque la generalidad de la ciudadanía -pueblo, o gente, como quieran llamar a los habitantes en este país-, ha entrado en lo que se llama el “verano” reducido a su mínima expresión –mes de agosto -. Se impone el cese de actividades para solazarse por completo con el ocio.

De manera temporal, pero suficiente y anhelada, los problemas se han quedado atrás, y septiembre, ¡queda muy lejos!... Las discrepancias en el Congreso, como el resto del plúmbeo mundo político, son de los primeros en recibir el desplante, ¡de verano!... ¡ahí os quedáis!. Claro, que, tampoco se quedan, y, eso sí, a cargo del presupuesto, también se afanan en ser de los primeros en disfrutar de unas “merecidas” vacaciones. El fútbol, espectáculo imprescindible, es seguido aunque sea con el rabillo del ojo, o en fresquitas tertulias. España entera, quedándose en casa, o trasladándose de lugar, está “de verano”. Los que se van, lo hacen con el petróleo subiendo, y la gasolina más cara que nunca, pero, ¡será por dinero!... cómo dice la hija médico de Alejandro Crespo Manzanares.

Se comienza el veraneo con el mercado de valores más elevado desde hace años, y sin temor a un derrumbe. Los agoreros que durante el pasado curso anunciaban cada día nuevas desgracias, de momento, y ojalá para siempre, se han equivocado. El Corte Inglés, principal soporte económico de los radio-tremendistas, va bien, y lo que resulte favorecedor para él, se ve que, también, favorece a España. El país del “tinto de verano” -en vaso “tubo”, y con dos hielos-, está descansando. Aunque, como decía la cajera del “súper”: “Hay otra vida mejor, pero es más cara”, y, no se trata de que lo sea más o menos, sino de que resulte asequible al nivel de ingresos de la familia. Así, España, se va de vacaciones. Lo que resulta justo, y necesario, a todas luces vistas. Acaba de terminar el prólogo vacacional que el Gobierno siempre aprovecha para aprobar –“in extremis”, como quien dice- lo que hubiera escocido en época de manifestaciones y de hastío laboral (junio). Lo legítimo, necesario, e irrenunciable, es disfrutar del veraneo. Lo dicho, se merece.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris