Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La Cosa Pública   -   Sección:   Opinión

La ley sálica

Ekain Rico
Álvaro Peña
domingo, 31 de julio de 2005, 23:03 h (CET)
Parece ser, según informan numerosos medios de comunicación, que los dos principales partidos de nuestro pais han llegado a un punto de acuerdo. Sin embargo, que nadie se preocupe. La razón de aquel milagro, no es otra que la de evitar que persista la discriminación sexual en las sucesiones nobiliarias. Es decir, para las cosas serias el PP y el PSOE siguen enfrentados.

Aunque parezca mentira, la noticia es cierta. De hecho, en muchos de los medios de comunicación que hace escasas semanas criticaban la ley del matrimonio homosexual, ahora hemos podido leer loas a una decisión como ésta, tildándola de necesaria para hacer prevalecer el derecho a la igualdad que ampara el artículo catorce de nuestra constitución.



Invocar el derecho a la igualdad para esta materia es un contrasentido. ¿Acaso la subsistencia de aquellos títulos de nobleza, no marca ya una desigualdad para con el resto de los mortales? Entonces, qué pretendería esta ley. Las instituciones nobiliarias, son por definición contrarias a los valores democráticos y, por ello, si verdaderamente se pretende hacer valer el artículo catorce, en lo que PSOE y PP debieran haberse puesto de acuerdo es en acabar con aquellos títulos.

Consciente de que los ideales republicanos aún no imperan entre los españoles, no es menos cierto que la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres debe llegar a todos los escenarios. Así que, si el escenario nobiliario se mantiene, al menos que las mujeres no sean en él discriminadas.

Sin embargo, aquí viene mi duda. ¿Afectará esta especie de democratización de lo indemocratizable a la Corona española? Imagino que no, lo que es bastante reprobable ya que, si es indigno mantener discriminaciones sexuales en cualquier ámbito, cómo van a permitir nuestros políticos que éstas subsistan en la jefatura del Estado.

Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris