Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Bromas aparte   -   Sección:   Opinión

Feliz Descanso

Ezequiel Estebo
Redacción
sábado, 30 de julio de 2005, 21:06 h (CET)
Ya se nos van los políticos de vacaciones. Así que, con el permiso de ustedes, les voy a hacer unas breves sugerencias:

Yo le recomendaría al Sr. Rodríguez ZP, que tome un poco de sol, que le hace falta; se le ve muy mal aspecto últimamente. Dicen que tomar el sol es sano, quién sabe; igual con un poco de sol, hasta nos sorprende y se nos olvida del talante ese tan insano y lo vemos sonreír un poco más que desde que es presidente siempre anda con ese gesto adusto y amargado. Aunque lo veo difícil, pero ¡quién sabe!

El baño en el mar es recomendable también, dicen que la natación es cosa saludable y ya que su esposa recibió clases de buceo, igual es cosa ahora de que el pequeño padawan sea instruido en el importante arte del buceo que es casi igual de importante para un presidente que para su esposa.

Le recomendaría, por otra parte, que habite una calita tranquila en algún lugar de la costa hasta donde lleguen las aguas fecales, y que no se mueva por lugares de mucho jolgorio, que luego se nos cansa y no rinde en el trabajo. Además, lo del silencio lo agradecerán sus oídos teniendo en cuenta que al menos hasta hace poco estaban de obras en una de las fachadas de La Moncloa. Que, por cierto, si en algún momento se acuerda de aquello del código del buen gobernante o como se llamara, igual nos podía aclarar que obras son esas, para que así ningún malintencionado piense lo que no debe.

A D. Mariano, ya ven, un poco de descanso tampoco le iría mal; pero en su caso más bien creo que un poco de bicicleta y más que una calita de arenita y olitas, le recomendaría la montaña; las etapas de montaña, él que es más aficionado al ciclismo que yo sabe bien, son las más duras y cuando se está en la oposición y no se luce la camiseta amarilla pero se aspira a ella, ser capaz de visualizar un proyecto realizable de carrera es muy importante y aunque no ha sido un mal inicio no queda poco por hacer sino mucho y lo más duro. El liderazgo no es algo que se traspasa como el bastón de mando ni el saber mandar. Al pequeño saltamontes le hace falta una dosis de meditación sobre el ying y el yang y los calamares en su tinta. Porque lo que sí es un hecho conocido por toda la gente honrada es que para conseguir grandes metas hay que sumar todas las fuerzas de las que se dispone y no desdeñar ninguna.

A otros especímenes como Moratinos o Trujillo, ¡qué recomendarles! ¡Ardua tarea! Pues nada. Nada, simplemente. No tienen remedio. Lo de Moratinos es de una ineptitud tal que sólo más grave es la ineptitud más grande que evidencia en quien no lo cesa a pesar de sus constantes desatinos. La penúltima con Gadafi, y no será la última; porque no lo cesarán; no. Y al regreso de las vacaciones lo seguiremos teniendo al frente del Ministerio de Exteriores para abochornar a los españoles todo cuanto pueda. Ya saben que ahora a un ministro español se le puede hacer esperar para nada y no atenderlo en un país como Libia, con larga tradición de gran supermegapotencia mundial. En fin. Sin comentarios.

¿Y la señora Trujillo? Pues tampoco nada que decir. Ahora incluso suelta a sus canes para que le salven la cara después de sus constantes dislates. Ayer en la radio, que si quién quisiera un piso de treinta metros cuadrados... En fin, en parte me dan pena; porque lo que tienen que llegar a tragar algunos con tal de comer. Es impresionante.

Y de los demás, poco diré ya. ¿Qué le vamos a recomendar a un fenómeno como el señor Blanco? ¿Que tenga suerte con los exámenes de septiembre? Hombre, pues sí; a ver si se nos hace un hombre de provecho.

Por otra parte yo al señor Rovira, insigne aragonés según dicen las malas lenguas que no le dejan ejercer tranquilamente de independentista catalán, (yo no lo sé que nunca le he mirado el DNI, ni ganas), no le deseo nada. Por mí que no descanse, que se estrese y así a ver si en septiembre nos podemos olvidar ya de su retahíla de rencores del pasado.

Por lo demás, en fin. ¡Bah, dejemos a los políticos!

A ustedes, queridos lectores, a los que tengan la suerte de irse de vacaciones en agosto y hayan leído con cariño mi columna durante este último año a pesar de mis humildes opiniones y hasta mis torpezas tipográficas, desearles felices vacaciones. Yo seguiré durante el mes de agosto por aquí, como hasta ahora.

Como, al estilo de lo que hacen en otros países vecinos donde llaman "de la concordia" a la plaza donde guillotinaban a la gente, aquí también pretenden no manipular la historia de nuestras calles y monumentos, si tienen tiempo no dejen de visitar el Valle de los Caídos ahora que aún está abierto o si prefieren más la zona de playa (que con los calores que parece que se avecinan no me extraña), más cerca sin duda tienen la costa en Granada donde pueden visitar La Alambra antes de que la acaben quemando en algún incendio.

Y si no, destinos en España no faltan; pero eso sí, no se nos vayan fuera que si no el paro deja de bajar y ya la liamos.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris