Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

La “diplomacia” de Blair ante Zapatero

Pascual Falces de Binéfar
Pascual Falces
viernes, 29 de julio de 2005, 21:40 h (CET)
Resulta preciso entrecomillar esta aventajada disposición de la política británica. La que se conoce como “ciencia o conocimiento de los intereses y relaciones de unas naciones con otras, al servicio de los Estados en sus relaciones internacionales”, o, también, más a la ligera, “se entiende como la cortesía aparente e interesada” y, al referirse a ella con torcido interés: “Habilidad y sagacidad para el disimulo” (Dic de la R.A.E.)

Atendiendo al juicio que ha merecido para los grandes medios afines al Gobierno y que no es preciso detallar, la visita del presidente Rodríguez a Londres ha sido un avance de impensables dimensiones en la política exterior de España. Cada cual es libre de pensar lo que quiera, pero, "La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza", según repetía Einstein. Por esto mismo, cuando, se dificulta la visión de la gente con la manipulación, y se estorba el entendimiento de las personas con maniobras, además de pensar en “lo que se quiera”, en efecto, es necesario –“nessario”, diría un mejicano-, también, cavilar un poco antes de hacerse una opinión.

¿Qué avance puede tener la política exterior española ante el principal aliado y “primo hermano” del “amigo americano”, si éste no lo aprueba previamente? ¿Dónde está el ingenuo que pueda hacer creer que Blair va a ir con el cuento al presidente Bush, de, éste “Rodríguez”, es un tío majo? ¿Se puede esperar un abrazo de corazón con quien abandonó Iraq, donde soldados ingleses han dejado su vida, y allí permanecen en la angustia de aguantar el siguiente atentado? Si entre ambos sólo existiera el contencioso de Gibraltar, no hay duda que el “saber hacer” inglés, lo hubiera resuelto, otra vez, con una nueva dilación. Y aún hay más, como se sabe; España no ha seguido, e, incluso, desaconsejado, una conducta de aproximación con los “aliados”.

Por eso no ha sido el caso de andarse con finuras diplomáticas. En castellano, se recurre al argot taurino que, en ocasiones, dado el caldo en que se cuece, resulta más adelantado. Curiosamente, a Zapatero le han dado “una larga cambiada” que lo ha enviado “a las tablas” vacío y desorientado. Como bien saben los “entendidos”, esta suerte consiste en que el torero tira del toro con el capote, llevándolo atraído por la tela hasta el remate. Puede ser "cambiada", cuando se inicia con una mano y se concluye con la otra. Lo que, desde cualquier punto de vista, resulta insólito; Rodríguez Zapatero, y no Blair, es quien debería saber de eso, aunque, bien mirado, León no es tierra de toreros. “Toreado” y confundido, sin nada entre las manos, nuestro presidente, ha vuelto con aire triunfador, pero sólo para el tendido de sus incondicionales.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris