Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Palestina

Federico Ferrando Roda (Valencia)
Redacción
viernes, 29 de julio de 2005, 01:03 h (CET)
Parece que gracias a Dios las cosas se están serenando en Palestina, aunque nunca se sabe si en cualquier momento puede volver a estallar la ira entre unos y otros. Despuás de 1948, con el nacimiento del Estado de Israel, los palestinos se vieron privados de sus territorios y de todas sus propiedades en favor de los israelí­es. Han sido decenios de una guerra desarrollada a golpes de terrorismo estatal israelí­ contra una masa ingente de palestinos que en muchas ocasiones no ha tenido más que una honda y una piedra para defenderse del sofisticado armamento israelí­ proporcionado en su mayorí­a por Estados Unidos.

Ariel Sharon, ha sido la bestia negra contra Palestina, aunque en estos momentos parece que la postura del premier palestino y Sharón ha llegado a una "entente cordial" para solucionar definitivamente los más de cincuenta años de guerra continuada liderada en Palestina por Yaser Arafat y múltiples primeros ministros israelí­es. Lo más difí­cil es el fraccionamiento de Jerusalán, ciudad santa para judí­os, musulmanes y cristianos. Es la piedra de toque en la que volverán a caer cada una de las partes en pro de su religión. De momento, la franja de Gaza se ve desprovista de colonos israelí­es y es un paso importante de cara a la paz. No parece que todos los palestinos están de acuerdo en ello, dado la multitud que han muerto a manos de Israel y que todaví­a lloran a sus seres queridos fallecidos por los ataques de los helicópteros y misiles judí­os. Hay quien habla de que en esta situación, los judí­os han hecho con los palestinos tanto o más de lo que hizo Hitler con los judí­os. La sed de venganza y de recuperar la tierra palestina es campo abonado para que se alisten en grupos terroristas palestinos infinidad de jóvenes deseando morir en la lucha, en la Guerra Santa, por Palestina y el Islam.

Razón no les falta a estos "muyaidines" de las intifadas palestinas, que ni Arafat pudo controlar en todos sus años de Gobierno palestino. La mediación constante de Egipto en este conflicto, hace que sea uno de los objetivos terroristas primordiales, y así­ lo hemos podido ver en el último atentado de El Cairo, lo que perjudica gravemente la economí­a egí­pcia asentada fundamentalmente en el turismo.

Ya es hora de la Paz, querida y solicitada constantemente por Juan Pablo II el Magno, y ahora por S.S. el Papa Benedicto XVI. Oremos para que se acaben más de cincuenta años de incruentas muertes en un conflicto que parecí­a no tener solución. Federico Ferrando Roda. Junta Carlista del Reino de Valencia.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris