Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Tirar a matar

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 29 de julio de 2005, 01:03 h (CET)
En un Londres veraniego y claro, sin esa bruma permanente que, generalmente, se le achaca un joven de 27 años camina por sus calles intentado buscarse la vida como inmigrante ilegal. Jean Charles de Menezes llegado a la capital británica desde su lejano Brasil en busca de una mejor vida no sabía que esa mañana su tez morena, su abrigo, extraño en un día de verano, y su mirada huidiza le llevarían a la muerte abatido por el miedo y siete balas en su cabeza morena, quizás de cabello rizado, y una en su espalda que tantos avatares había soportado. Unos hombres de paisano, pistola en mano, policías de una de las democracias más antiguas del mundo le dieron el alto y él, un “sin papeles” comenzó a correr por temor a ser deportado desde este primer mundo a la miseria de donde había venido. La tan cacareada flema británica, sobre todo en estos días, ha dado paso al miedo al extraño, al que no es como nosotros y las pistolas lanzaron sus lenguas de fuego dirigidas a la cabeza, centro vital de la vida.

Las primeras noticias que nos llegaron fueron que las fuerzas de seguridad de su majestad, cual nuevos 007, habían abatido a un peligroso terrorista. Más tarde y tras las pesquisas oportunas se vio que esto no era cierto. Simplemente se había asesinado a un joven pobre que buscaba en la opulencia londinense mejorar su estatus vital. Hay que agradecer a la policía británica la valentía de reconocer los hechos. En otros países se hubiera ocultado la verdad y el muerto seguiría siendo un terrorista, y hay que valorar el gesto del Sr. Blair pidiendo perdón públicamente por este error. Esto ha hecho que su popularidad, últimamente a la baja, haya subido entre sus gobernados. Pero todo ello no impide que califiquemos este hecho como anómalo en un país democrático, la policía nunca puede sustituir al poder judicial y aquí se juzgo y ejecutó al presunto delincuente sin respetar sus derechos.

En la historia hay infinidad de antecedentes de hechos como el sucedido hace unos días en Londres. Sin salir de España recordemos los años de principios del siglo XX, donde existía y se aplicaba una denominada “Ley de fugas” que consistía en ejecutar a los presos, generalmente anarquistas, disparándoles por la espalda mientras con nocturnidad se les trasladaba de lugar, también proliferaron por aquellos años los “pistoleros de la patronal” que se dedicaban, pagados por la burguesía, a asesinar a los lideres sindicales, como pasó en 1923 con el dirigente cenetista Salvador Seguí más conocido como “el noi del sucre”. En Barcelona el general Martínez Anido fue uno de los principales valedores de esta ley. Décadas más tarde y bajo otra dictadura, la del general Franco, algunos presos políticos eran defenestrados, recuerden a Julián Grimau o al estudiante Ruano, por las ventanas de las comisarías para después achacarles suicidio, y en ocasiones la policía o la Guardia Civil dispersaban a los manifestantes antiregimen con tiros al aire que, misteriosamente, mataban a algunos de los integrantes de la protesta. También los servicios secretos británicos utilizaron, incluso hace pocos años, estos métodos contra los militantes del IRA.

Afortunadamente vivimos, desde hace algunos años, en democracia y estos métodos van contra el espíritu democrático y contra lo estipulado en la Carta de Derechos y Libertades del Consejo de Europa. La policía está para detener a los delincuentes, y los terroristas son los peores que hay, y ponerlos a disposición judicial para que éste juzgue y aplique las penas correspondientes. Todo lo contrario es volver a los tiempos del Far West , la Ley del Talión y el ojo por ojo. Por eso chirrían los despropósitos lanzados públicamente por el Sr. Francisco José Hernando presidente del Tribunal Supremo. Cuando uno de los principales personajes que deben aplicar la ley excusa y alienta la aplicación del tiro en la nuca alguna cosa está fallando en nuestro sistema democrático. Hay que buscar la forma de defender a los ciudadanos de este nuevo corcel de la muerte que es el terrorismo pero sin abandonar las convicciones democráticas y sin hacer sospechosos a todos aquellos que sean diferentes.

Este verano me apetecía coger la mochila y viajar. Tal vez Londres hubiera sido mi destino pero ahora el miedo me paraliza. Soy incapaz de ir a una ciudad, multicultural como pocas, donde mi mochila y mi aspecto de gente del Sur puedan otorgarme el premio de recibir siete balazos sólo por tener el cabello rizado y la tez morena y no escuchar, entre el fragor del tráfico, las llamadas al alto de un policía. Prefiero coger la mochila y acercarme a la tranquilidad de las calles de Tánger y su cielo protector, por donde con mi chilaba seré uno más de sus paseantes como lo fueron Paul Bowles o Truman Capote y donde el aroma de hierbas diversas y el te a la menta me harán más habitable este cálido verano que se nos avecina.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris