Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Llámame Peter', de Stephen Hopkins

Marcos Méndez Sanguos
Marcos Méndez
sábado, 27 de agosto de 2005, 13:51 h (CET)
Biopic para televisión, Llámame Peter trata de quitar algo de polvo a las múltiples falacias, conjeturas y suposiciones ligeras que se han hecho en los últimos 25 años sobre la figura del actor británico Peter Sellers, indagando más en sus cambios de personalidad, los desdoblamientos con respecto a los personajes que interpretaba y sus carencias en el ámbito conyugal o afectivo.

Con respecto a estas cuestiones, el film de Stephen Hopkins da una respuesta contundente (que no por ello única) para entender mejor los obstáculos de Sellers en su vida privada: se trata de la influencia de su madre, una mujer posesiva, deseosa de que su hijo triunfe a cualquier precio (incluso maligna, pues no avisa a Peter cuando su padre está en el hospital a punto de morir).

Sus problemas con las mujeres, de sobra conocidos por todos (Peter se casó cuatro veces), son en parte deudores de la educación materna y de la presión a la que estaba sujeto como actor cómico mediático, amén de la azarosa vida que muchos llevaban en el Hollywood de los años 50 y 60, complicada con un buen número de amantes y grandes cantidades de droga.

A pesar del aliento televisivo de muchas secuencias y del desequilibrio de su estructura general, las características del actor Geoffrey Rush (que también encarna a la madre de Sellers, al padre e incluso al director Blake Edwards en algunos tramos del film) hacen de Llámame Peter una obra envidiable en el marco del biopic, aunque ello se deba más al camaleónico actor protagonista que a la factura y análisis de sus dramas internos.

Sin demonizar a Sellers ni tampoco disminuir su controvertida fama, Llámame Peter se sitúa entre la ficción cinematográfica y el documento biográfico, si bien más cerca de lo primero que de lo segundo tanto por su cuidada puesta en escena, la utilización continua de recursos estilísticos propios del mundo de la pequeña pantalla y la piratería del actor protagonista, que recurre siempre a los demás en vez de darse una oportunidad a sí mismo.

Noticias relacionadas

Netflix España prepara nueva película con Daniel Sánchez Arévalo

Se estrenará en todo el mundo en 2019

El cine fantástico monopoliza los Premios en la IV Muestra de cine y creatividad del Centro Botín

El premio del público fue para “El escarabajo al final de la calle”

Disney celebra los 90 años de Mickey Mouse con una exposición

Un artista español participa en la muestra de Nueva York

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los 33 Premios Goya

La actriz y cómica debutará como conductora

Javier Gutierrez, galardonado en el Festival Internacional de Cortometrajes de Valencia

'Zero' se lleva dos galardones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris