Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Responsabilidades

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 25 de julio de 2005, 22:26 h (CET)
Que estamos en guerra es algo que ya pocos dudan, aunque algunos lo quieran negar por intereses partidistas o por la mala conciencia que tienen. Ha cundido el pánico en Europa cuando la clase dirigente ha sabido que los terroristas suicidas, responsables de la matanza londinense, eran inmigrantes de segunda y tercera generación, de nacionalidad británica, crecidos, criados y educados en Occidente. Y encima no eran pobres. No entiendo yo esa extrañeza en nuestra clase dirigente, completamente noqueada y atemorizada. ¿Es que igual se habían creído la vileza esa de que la pobreza es la causa del terrorismo?

Los terroristas – de familias de clase media y medio-alta - eran jovencitos educados en la “comprehensive school”, aquí llamada LOGSE, que enseña a nuestros jóvenes a repudiar su cultura occidental. La misma educación que enseña a los más débiles a odiar a Occidente. La misma escuela que crea los antisistema neomarxistas por miles. La misma educación que dice a nuestros jóvenes que el bien y el mal son conceptos relativos. Esa enseñanza en la que ahora quieren imponernos como materia transversal el Espíritu Nacional, más conocido por Educación para la ciudadanía. Pensamiento único totalitario. ¿De qué nos extrañamos? ¿No creamos aquí tamagochis asalta-sedes por miles? ¿Acaso los jóvenes terroristas de la ETA salen de la nada, llevados hasta el País Vasco sobre una ola de injusticia universal? ¿Es que acaso las ikastolas nada tienen que ver? Los docentes, políticos e intelectuales deberían reflexionar acerca de la responsabilidad que tienen en los sucesos que acontecen hoy en día. El nazismo jamás hubiera triunfado en Alemania si no hubiera triunfado previamente en las universidades. Muchos fueron los intelectuales cómplices con los asesinos. Igual que pasó con el marxismo. Sin la complicidad de los intelectuales su éxito hubiera sido imposible. Y demasiada es la complicidad de muchos intelectuales hoy en día con los fanáticos que nos han declarado la guerra.

Afortunadamente este engendro educativo progre fue derogado por Tony Blair en Gran Bretaña. Hay esperanza para las generaciones venideras en ese país.

Con un sistema educativo que produce analfabetos en masa, con un índice de fracaso del 30%, con profesores totalmente politizados y sometidos a la dictadura de lo políticamente correcto ¿no cabía esperar esta reacción entre los inmigrantes de religión musulmana de segunda y tercera generación?. Son musulmanes. Tienen fe. Y se sienten agredidos por el nihilismo que los rodea. Para ellos el bien y el mal no son valores relativos. Sienten como propias las agresiones de la izquierda hacia la religión. No comprenden la pérdida de valores que sufre Occidente. Viven entre dos mundos.

¿Qué me dicen de los mensajes antioccidentales y antisistema que emiten diariamente los medios de comunicación del mundo? ¿No han crecido estos terroristas leyendo u oyendo que Bush, Blair, Berlusconi, Aznar y Sharon son filonazis y asesinos que oprimen a los pobres del tercer mundo con su maldita democracia liberal? ¿No leen los jóvenes musulmanes nacidos en España a Zapatero decir que la causa del terrorismo es la “culpa del hombre blanco”? ¿No los han educado en el odio hacia el capitalismo que falazmente se dice causa la pobreza en sus países de origen? ¿No habrán leído muchos jóvenes inmigrantes de segunda o tercera generación en España hace unos días en El País que Hammas, esos terroristas, son un movimiento de insurgencia? Los periodistas también deberían enmendar el “mea culpa”. Porque tienen mucha responsabilidad. Son ellos los que desde sus tribunas mediáticas predican el odio hacia Occidente. Son ellos los que expanden el nihilismo desde sus columnas de opinión (en muchos casos el contenido de todo un periódico es una gran columna de opinión).

Así pues, visto todo esto, es sencillísimo que llegue un imán radical y complete el lavado de cerebro que comenzaron los sistemas educativos socialistas. Medio camino lo tiene hecho.

Porque puestos a buscar responsabilidades entre nosotros – que no causas, ya que nada hay que justifique el terrorismo-, aquí tienen una: el odio de la izquierda hacia la libertad, la democracia y la civilización occidental. Y sus políticas educativas, que ahora en España quieren endurecer aún más. Cual sanción penal contra el hombre blanco malo.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris