Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

El PP se agarra a un clavo ardiendo

Santi Benitez
Santi Benítez
lunes, 25 de julio de 2005, 05:07 h (CET)
Cuando vi en televisión a Acebes diciendo eso de “esto no es una manifestación contra los homosexuales, es una manifestación por y para la familia. Porque esta ley del matrimonio homosexual va contra la familia...”, pensé que ya lo había visto todo. Y es que para mi que la ley era para hacer más extensible la familia a la realidad de una sociedad a la que cierta clase de gente – gracias a dios minoría en este país – no logra adaptarse.

Ahora resulta que poner la asignatura de religión como optativa también es problema para estos defensores de la “cultura”. Resulta que a la secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, le parece mal la Ley Orgánica de Educación. Y yo me pregunto, ¿qué capacidad moral tiene el PP para criticar una ley sobre educación cuando en ocho años no fueron capaces de hacer otra cosa en materia de educación que intentar que, otra vez, la religión fuera obligatoria en los colegios (la católica claro)? Aparte de aumentar el déficit en el Ministerio de Educación, eso si, no por gastar más dinero en la pública, sino por subvencionar más y mejor a la educación privada.

¿Qué está pasando para que se apunte a cualquier carro, aunque ello vaya en detrimento de su propio techo, para salir en la foto? Pues que está en proceso de extinción, tanto como lo estaba el quebrantahuesos, aunque bajo mi punto de vista, el pobre animal tiene más oportunidades que Rajoy & Co.

Porque, seamos serios, si hiciéramos un ejercicio de repaso de los últimos tiempos en relación a la actuación del PP para poder aparecer en la foto ahora que está en la otra orilla, ¿Qué nos encontraríamos? Hagámoslo para reírnos un rato.

En un primer momento nos encontramos a un Zaplana que no sólo niega la cantidad de mentiras que oímos todos los españoles en boca de Acebes (que, por cierto, siempre está en medio de todos los fregados) y de Aznar (que, aunque al parecer retirado, o puesto al frente de la fundación FAES – que aunque pudiera parecer un chiste viene a significar “Fundación para el análisis y los estudios sociales” – no hay quien logre que se calle. Y no seré yo quien lo pida, cada vez que abre la boca pone en ridículo a Rajoy). Zaplana se permite el lujo, no sería tan ridículo si hubiera sido otro, de decir que el partido socialista es el culpable del atentado, cuando los que gobernaban eran ellos.

Después nos encontramos a Rajoy, a Acebes y demás, diciendo que el traslado de los documentos robados durante el golpe de estado del 36, no deben devolverse a sus dueños legítimos. Teniendo en cuenta que uno de los que firmaron para que dicho traslado se hiciera efectivo fue el fundador “honorario” del PP, D. Manuel Fraga, como que queda un poco raro, por no decir estúpido. Si hubiera habido una forma más clara de machacar la capacidad de Piquet en Cataluña, me da que también la hubieran usado.

Más tarde vemos como el PP en peso pone el grito en el cielo por la ley del matrimonio homosexual, que lo único que pretende es que todos los españoles, tengan la orientación sexual que tengan, puedan disfrutar de los mismos derechos que el resto. Esto no sólo ha hundido al PP ante el voto homosexual (voto que tampoco tenían por mucho que se esforzaran), también ha demostrado a todo español capaz de pensar por si mismo que el PP es una reminiscencia de tiempos que nadie quiere volver a ver en este país.

Y ahora nos encontramos con un Acebes pletórico que se ceba en la muerte de once personas, todas ellas trabajadoras de los servicios de contención de incendios de una Comunidad Autónoma. Pero analicemos porqué murieron estas personas. No sólo es porque la capacidad de respuesta fuera tardía, cosa que dudo, gran parte de este desastre lo podemos encontrar en una capacidad presupuestaria heredada de unos presupuestos de medio ambiente que daban asco (y no quiero recordar aquí al Prestige).

Pero, si todo esto es así, ¿Por qué el PP se arrima sus pantalones a la brasa de esta forma? Es simple, el PP agoniza. Sólo le queda la demagogia y los descerebrados.

Yo pensé que ese tipo de cosas sólo las usaba FE/La Falange, pero está visto que me equivoqué.

Pedir responsabilidades, lo que hay que oir...

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris