Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Georgia, una granada sin explotar

Evgueny Sidorov
Redacción
domingo, 24 de julio de 2005, 02:20 h (CET)
La investigación del fallido atentado contra los presidentes de EE.UU. y Georgia ha entrado en la fase final. El presunto autor ha sido detenido y está prestando declaraciones.

Vladímir Arutiunian, herido la víspera durante el arresto, confiesa haber intentado matar a George W. Bush y Mijaíl Saakashvili, según los médicos que le atienden.

El pasado 10 de mayo, cuando el mandatario norteamericano estaba pronunciando un discurso público en Tbilisi, un malhechor desconocido lanzó contra la tribuna una granada envuelta en un pañuelo. El artefacto quedó sin explotar, según se supo más tarde, por pura suerte porque tenía el detonador activado.

El viceministro de Sanidad georgiano Irakly Guiorgobiani ha dicho, citando las palabras de los médicos, que Arutiunian se declaró "dispuesto a repetir lo que había hecho y organizar un nuevo atentado contra los presidentes".

Los representantes del FBI, a juzgar por un comunicado del Ministerio del Interior georgiano, se han entrevistado ya con el presunto autor en el hospital de Tbilisi. Al parecer, se han puesto todos los puntos sobre las "íes". El "malo", quienquiera que fuese, está arrestado y tendrá que cumplir seguramente un castigo severo. Pero en realidad la cosa recién empieza ahora.

Era la primera vez que el presidente de EE.UU. visitaba un país que mucha gente en Occidente considera como un islote de libertad y democracia en el lúgubre y autoritario espacio postsoviético. Y el atentado contra uno de los estadistas mejor protegidos del planeta por poco consigue su objetivo justamente en Tbilisi.

La parte anfitriona, aparte de que no había podido garantizar la seguridad a los huéspedes de tanto rango, tampoco logró precisar después del incidente qué era exactamente lo que había pasado. Las explicaciones eran muy caóticas. El secretario de Seguridad Nacional georgiano, Guela Bezhuashvili, llegó a afirmar que "la granada... descubierta no representaba peligro". Pues resulta que sí era peligrosa.

Pero eso no es nada. Parece más importante el hecho de que las autoridades georgianas, habiendo recibido desde Moscú una advertencia sobre el posible atentado contra George W. Bush, no pasaron esta información a Washington. Estados Unidos recién empieza a familiarizarse con la situación configurada en Transcaucasia y no hay ningún motivo para pensar que esta primera sorpresa desagradable en forma de un atentado contra Bush sea también la última.

La siguiente sorpresa de este tipo podría ser la militarización de Georgia que a día de hoy reúne, lamentablemente, todas las características del "Estado fallido" y cuyo dirigente Mijaíl Saakashvili viene aplicando una política marcadamente militarista y continúa concentrando el poder en sus propias manos, con métodos tan conocidos como la presión sobre los medios de comunicación, las enmiendas a la legislación electoral y cosas por el estilo.

A pesar del caos interno y los espinosos problemas socioeconómicos, Georgia gasta en defensa y seguridad recursos desmesurados para un país tan pobre. Sólo en 2005 se ha asignado a tales efectos la suma de US$324 millones, o sea, la quinta parte del presupuesto público. El titular de Defensa Irakly Okruashvili admite que "Georgia tiene este año el mayor presupuesto militar entre los Estados transcaucasianos, equivalente a la totalidad del presupuesto público en la época de Eduard Shevardnadze". Habría que sumar a ello el dinero que los cuerpos de seguridad georgianos reciben desde las fuentes de financiación extrapresupuestarias, a través de los fondos secretos organizados en el marco del Interior y Defensa, observa a este respecto un experto ruso, quien prefiere mantener el anonimato.

El armamento, incluidas las armas pesadas, se compra en el extranjero, ante todo, en los antiguos Estados miembros del Tratado de Varsovia que han ingresado ya en la OTAN y quisieran deshacerse de una parte de los viejos arsenales. Entre abril y mayo de 2005, Georgia firmó contratos con Macedonia y Bulgaria para la adquisición de siete aviones de asalto Su-25. Hungría, República Checa, Rumania y Macedonia planean entregarle a la parte georgiana, a título gratuito, alrededor de 2.000 unidades de armas automáticas y una cantidad impresionante de municiones.

Los militares norteamericanos, según la fuente moscovita, actúan como principales coordinadores en estas transacciones.

Da la impresión de que las personas responsables de la toma de decisiones en materia de los suministros bélicos a Georgia no se dan cuenta de las consecuencias que podría acarrear el activo rearme de un país cuyas agencias de seguridad ni siquiera son capaces de garantizar una protección eficaz al presidente propio y al líder de un Estado amigo.
Recordemos también que los conflictos en Abjasia y Osetia del Sur no han sido arreglados hasta la fecha.

Tomando en cuenta el elevado nivel de la corrupción en Georgia, parece realista el peligro de que las armas acaben dispersándose por la región y fuera de sus límites, hasta caer en manos de los terroristas internacionales.

____________________

Evgueny Sidorov es politólogo de la Academia Rusa de Defensa (Agencia Rusa de Información 'Novosti').

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris