Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

España desvaría

Pascual Falces de Binéfar
Redacción
sábado, 23 de julio de 2005, 02:10 h (CET)
Si durante todo este año del Señor que se lleva viviendo, hubiera hecho el calor de los recientes días, estaría justificado, porque, bien se sabe que “la” calor provoca numerosos desvaríos y chamusquinas. -Ya iré a ver el daño del incendio -ha dicho el presidente Rodríguez-, que, ahora, “tengo que ir a China”, el futuro de la hegemonía mundial... Por otra parte, afirma Sancho Panza ante un estupefacto Don Quijote: “El caminar tan a la ligera lo causa el calor y la pobreza”. El desvariado, se reconoce como quien delira, o dice o hace despropósitos, actúa fuera de regla, orden o concierto, sin tino. Y dicho de la rama de un árbol: cuando se alarga y enloquece.

Son tales los desvaríos que se oyen, se ven y se leen, que sólo al calor puede atribuirse la falta de cordura conque han de vivirse estas horas de España. El autodenominado Bloque Nacionalista Gallego (BNGA) reclama una desorbitada e ignorada “deuda” al resto de los españoles, qué, por otra parte, cada vez algunos quieren que sean menos. A este paso, la Comunidad de Madrid, los valencianos y alicantinos... ¿Se puede ver mayor desvarío que el del BNGA al reivindicar como parte de su territorio Asturias, León, Zamora, y Cáceres? Pues sí, los hay, y, trágicamente, se han podido ver recientemente en Guadalajara. Las administraciones vecinas no cruzaron la raya de su demarcación, para colaborar en la extinción de un descomunal incendio de mortales consecuencias, por razones de autonomía.

Sancho dice, y esta vez, profeta: -Que me maten si no estamos ya en el lugar del fuego, o bien cerca, porque una gran parte de mi barba se me ha chamuscado, y estoy, señor, por descubrirme y ver “en qué parte estamos”. Parecido cuestionario al efectuado en la puerta del Hospital para identificar si la ambulancia trae un herido de Bilbao o Santander, antes de admitirlo... Pero la falta de cordura no implica siempre desvarío; a veces equivale a una mayor lucidez. Carod, un “cazurro” con talento, como tantos hay en Aragón, aunque se exprese en catalán mejor que muchos catalanes, ha venido a aportar un granito de ella: -O me dan lo mío, o se “rompen” los papeles. “Jo tinc la clau”... Así de claro.

La bronca del miércoles por la tarde en el Congreso de los Diputados entre Rubalcaba y Hernando, tiene visos de sainete de finales del siglo XIX: -¡Fingidos! ¡Caradura! -dijo el primero a los diputados del PP-, lloráis por lo que no sentís. Y casi llegan a las manos, si no los separan gentes de espíritu conciliador. Cualquier lector, sin duda, podrá añadir algunos desvaríos más recogidos en su propio entorno. Dice una expresión popular, que: “De Virgen a Virgen, dura la Canícula”, la constelación visible desde el 16 de julio (N. Sra. del Carmen), hasta el 15 de agosto, la Asunción. Ya falta menos...

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris