Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reflexiones nómadas   -   Sección:   Opinión

Acoso y derribo al actual gobierno,… ¡sea como sea!

Sergio Cano

jueves, 21 de julio de 2005, 21:37 h (CET)
“Incendio en Guadalajara (Acordaos del Prestige...) ¿Dónde están los del "Nunca Más"? ¿Saldrán ahora? ACOSO Y DERRIBO AL ACTUAL GOBIERNO. Pásalo...”

Hay varias clases de pirómanos: los insensatos que arrasan nuestros bosques, por ineptitud o a posta, y los insensatos que intentan una y otra vez quemar a los españoles. Me explico: está el pirómano de toda la vida, y que cada año cobra protagonismo por esta fecha, y está la nueva generación de pirómanos sociales que llevan en su bolsillo un determinado carnet político.

Aquí tienen ustedes una demostración más de las más nobles intenciones constructivas y responsables que están llevando a cabo los “patriotas” del PP. El texto de arriba pertenece a un SMS que va corriendo de móvil en móvil y cuya procedencia no hay que investigar mucho: ¿PP?, ¿FAES?, ¿Grupo Intereconomía?, ¿COPE?, ¿Hazteoir?, ¿algún foro o asociación de nueva creación para gestionar esta nueva catástrofe en provecho de estos? ¿Qué más da? Todo es lo mismo y con el mismo objetivo. Mientras unos intentan apagar el fuego, otros, con vocación de pirómano social, intentan prender todo aquello contra lo que no comulgaron desde el principio, con la cerilla de la irresponsabilidad: el actual gobierno.

Es evidente que la gestión en la lucha contra el incendio de estos días en Guadalajara no se ha desarrollado con buenos resultados. A la vista están. Pero yo me pregunto: ¿acaso nos pretenden hacer creer que hay menos medios en la lucha contra el fuego ahora que hace dos años, que el interés no es el mismo, que la coordinación no es la misma?. Fallos los habrá habido, pero se tendrán que estudiar detenidamente, consecuentemente, y se tendrán que exigir las responsabilidades pertinentes y las dimisiones que sean convenientes, una vez se halla acabado con esto. Mientras tanto, el desgañitarse pidiendo dimisiones, alertando de la incompetencia de unos y otros, mientras aún siguen vivas las ascuas de esta tragedia. Evidentemente esto responde a la estrategia marcada desde el 15-M: utilizar todo lo que esté al alcance para desestabilizar un gobierno que, habrá que repetirlo tantas veces como sea necesario, ha sido democráticamente elegido por el pueblo, nos guste o no. Y esto se hace aunque sea con los muertos aún sin enterrar y la tensión social al rojo vivo. En fin, una inmoralidad supina.

Otro tema al respecto, es la comparación de esta tragedia con la del Prestige. Nos hubiese gustado entonces ver al ministro de turno aguantando, como lo hizo el otro día Fernández de la Vega, insultos (tan comprensibles por la dramática situación, como injustos) el mismo día de la tragedia. También nos hubiese gustado que entonces no se hubiese menospreciado desde el principio el calibre de lo que se venía encima, ni que se hubiese minusvalorado por parte de señores como Rajoy.
Fíjense que hace semanas yo creía que la crispación estaba tocando techo. Por desgracia me equivoqué.

En un año se ha oído que si Zapatero es amigo de los terroristas, que si quiere desmembrar España, que si quita el agua a los murcianos, que si es destructor de la familia, que si es un amigo de dictadores, que si es gafe… ¿no saldrán los talibanes de turno ahora diciendo que quiere quemar España?... Cualquier cosa es esperable de la irresponsabilidad que rezuma en el cerebro de algunos que aspiran a ser gobernantes en este país.

Mientras tanto, esperemos que no vuelva a ocurrir, ni este verano, ni nunca, algo como lo que ha sufrido Guadalajara.

Mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris