Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

¿Con qué sueñan los jóvenes europeos?

Vladimir Simonov
Redacción
martes, 19 de julio de 2005, 23:26 h (CET)
Resulta que los rusos van a vencer en la tercera guerra mundial. Pero no os asustéis. Se trata de una hipérbole a que recurrió la agencia internacional de publicidad BBDO, para ilustrar el interesante resultado que obtuvo después de haber analizado los ánimos juveniles reinantes en ocho países de Europa, incluida Rusia.

El sondeo efectuado asimismo entre hombres y mujeres de 18 a 31 años de edad de Gran Bretaña, Alemania, Francia, España, Italia, Suecia y la República Checa ha mostrado que es dos veces mayor el número de los jóvenes rusos dispuestos a defender su patria con armas en mano, que el de sus coetáneos europeos: el 64 contra el 34 por ciento. De ahí los iniciadores de la pesquisa han hecho la conclusión de que en un hipotético conflicto militar Rusia tiene mayores probabilidades de obtener victoria que otros países europeos.

Los rusos, según el sondeo, miran con mucho mayor optimismo al porvenir. Casi el 80 por ciento de los jóvenes rusos, contra el 46 por ciento de los europeos, expresan la seguridad de que van a vivir mejor que sus padres. Se puede replicar a ello que los rusos en su mayoría viven peor actualmente, por lo que en teoría tienen mayor margen para mejorar su situación. Pero la predisposición psicológica a prosperar importa mucho, porque determina las prioridades del joven.

Se ha averiguado, por ejemplo, que a la juventud rusa le son propias en mayor grado unas sanas ambiciones. Más del 40 por ciento de los rusos aspiran a alcanzar fama en una u otra actividad, mientras que en otros países lo quieren tan sólo un 20 por ciento de los encuestados. Aunque es probable que se trate no sólo de tener ambiciones sino de saber valorar sensatamente el mecanismo de llegar a ser famoso, lo que hacen mejor los coetáneos extranjeros. En el exterior comprenden en mayor grado que en Rusia que el talento y las motivaciones personales no siempre garantizan el ascenso hacia el Olimpo.
Difiere el enfoque que tienen los jóvenes de Rusia y de otros países de la correlación que debe haber entre los ciclos activo y de jubilación en la vida del individuo. La filosofía del 48 por ciento de los europeos es la siguiente: Quiero acumular un capital y empezar a gozar del descanso merecido cuanto antes mejor. En Rusia, esa opinión la expresan el 13 por ciento de los jóvenes, además sin mucho entusiasmo. Los demás dicen: Quiero seguir trabajando hasta que me alcancen mis fuerzas y salud. De ahí se puede deducir que en Rusia se está formando una generación de entusiastas del trabajo, que esperan trabajar con confort, gozando de toda la variedad de servicios y mercancías que ofrece el mercado de su país en impetuoso desarrollo.

En total, los rusos se adelantan casi el doble a sus coetáneos extranjeros en la mayoría de los indicadores de la actividad vital. Ansían tener más de todo: que el trabajo sea más pesado, pero aporte más dinero; que el éxito profesional permita alcanzar fama a nivel nacional y hasta mundial; que haya más diversiones, además antes de llegar a la edad de jubilación. Y lo más importante es que los rusos confían en que se puede alcanzar esas metas contando sólo con las fuerzas de uno.
Aunque ello puede resonar patéticamente, pero es muy probable que en la Rusia democrática esté formándose una generación de triunfadores.

____________________

Vladimir Simonov es analista de la Agencia Rusa de Información 'Novosti' (www.rian.ru)

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris