Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Una operación al estilo de 'Active Endeavour' para el Mar Caspio

Víctor Litovkin
Redacción
martes, 19 de julio de 2005, 00:08 h (CET)
En Astrakhan, ciudad rusa situada en el delta del Volga, acaba de celebrarse una conferencia internacional para la creación de CASFOR ó Grupo Naval de Interacción Operativa en el Mar Caspio que estaría integrado por los buques de guerra de los Estados de la zona. Rusia es la principal promotora de este contingente naval que, según ella, contribuirá a combatir las amenazas existentes en la región, ante todo, la del terrorismo.

La conferencia fue convocada por el general Yuri Baluevsky y el almirante Vladímir Kuroedov, jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso y comandante en jefe de la Armada rusa, respectivamente, y se desarrolló bajo la dirección del vicealmirante Yuri Startsev, jefe de la Flotilla rusa del Caspio. El presidente de Rusia Vladímir Putin pasó por Astrakhan en las mismas fechas, para familiarizarse con la organización de las tropas guardafronteras en esta zona, y aunque no ha habido comunicados oficiales de que el jefe del Estado haya asistido a la conferencia o enviado al menos algún mensaje a sus participantes, es evidente que tal foro nunca se habría celebrado sin el apoyo o consentimiento del Kremlin.

Es notorio que en la conferencia hayan participado todos los países de la zona, incluidas Turkmenia e Irán que mantienen ciertas discrepancias, en particular, en lo que respecta a la delimitación territorial en el Caspio. ¿Qué es lo que ha hecho a todos ellos aunar sus esfuerzos? ¿La amenaza terrorista? Sin duda alguna. ¿La intención de proteger las respectivas zonas económicas, abundantes en recursos energéticos y valiosas especies marítimas? Desde luego. Aunque el factor más importante - obvio para cualquier observador imparcial - ha sido el deseo de adelantarse a EE.UU. y a la OTAN, que se empeñan en tener acceso a este mar interno aprovechando la lucha contra el terrorismo como un buen pretexto.

Los buques militares de la OTAN y de los países integrados en el programa Asociación para la Paz realizan ya con carácter permanente, en el marco de la Operación "Active Endeavour" ("Esfuerzo Activo") el patrullaje en las aguas del Mediterráneo y se encargan de inspeccionar las embarcaciones sospechosas, escoltándolas hacia el puerto de destino y comprobando la ausencia de inmigrantes ilegales, cargas peligrosas y terroristas a bordo. También planean realizar operaciones similares en el Mar Negro, a lo cual Moscú se opone enérgicamente. Si Washington y Bruselas, con el pretexto de preservar "la libertad y la seguridad en las animadas rutas comerciales del Caspio", llegan también a las fronteras marítimas de Rusia, Kazajstán, Turkmenia, Irán y Azerbaiyán, la soberanía de dichas naciones sobre el Mar Caspio se verá algo restringida. Nadie lo quiere, especialmente Teherán cuyas relaciones con Washington siguen siendo francamente hostiles.

No hay duda de que Estados Unidos y la Alianza Noratlántica van reforzando su presencia en la zona. Baste con mencionar a varios centenares de instructores norteamericanos que ayudan a formar el Ejército georgiano, o los comandos enviados desde EE.UU. a Azerbaiyán para asegurar la protección del oleoducto BTC (Bakú-Tbilisi-Ceyhan), o la mediación cada vez más enérgica de la OTAN en relación con el arreglo en Alto Karabaj, con la propuesta de estacionar un contingente noratlántico en calidad de fuerza de paz en dicha región.

La realidad es que hay varios obstáculos, pequeños pero bastante importantes, para que los Estados del Caspio organicen una operación similar a la Active Endeavour. El mayor escollo es la formalización legal del Grupo CASFOR, el cual debería funcionar al cargo de alguna organización política única, inexistente hoy en la zona del Caspio. Rusia y Kazajstán pertenecen al Grupo de Shangai y a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Azerbaiyán e Irán no están integradas en ninguna de las dos alianzas, aunque Irán ha recibido el rango de observador en el Grupo de Shangai. En cuanto a Turkmenia, no participa en organismos algunos y es un Estado neutral, de acuerdo con su Constitución. Todavía no está claro cómo sería posible superar esos detalles jurídicos. Además, los países del Caspio necesitan el "visto bueno" de la Organización de las Naciones Unidas para realizar una operación al estilo de "Active Endeavour".

También hay otras dificultades, entre ellas, la necesidad de definir el rango de tal operación, la estructura de la subordinación o el procedimiento jurídico para inspeccionar las embarcaciones sospechosas. La OTAN, por ejemplo, no tiene derecho a realizar inspecciones a bordo, a menos que lo autorice el capitán del respectivo barco. Tampoco se encargan de perseguir a las embarcaciones que hayan desobedecido sus órdenes, como suelen hacer, por ejemplo, los guardacostas rusos en su lucha contra la pesca furtiva. Simplemente se limitan a pasar la información sobre los infractores a las autoridades costeras de la zona del Mediterráneo, para que la policía local, que coopera con la OTAN, pueda recibirlos en el puerto. El cómo sería eso en el Caspio, donde los infractores pueden esconderse entre los juncales de la ribera o entre miles de pequeños islotes, es una cuestión que requiere de un estudio especial. Al igual que otras muchas cuestiones debatidas en la conferencia. Sin embargo, son problemas relativamente pequeños en comparación con la cuestión fundamental que es transformar el Mar Caspio en una zona de paz y concordia, libre de amenazas terroristas. Y encima hacerlo por cuenta propia, entre los Estados de la región.

____________________

Víctor Litovkin es comentarista en temas militares de la Agencia Rusa de Información 'Novosti' (www.rian.ru).

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris