Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Conversar, u otras cosas

Santi Benítez
Santi Benítez
lunes, 18 de julio de 2005, 01:46 h (CET)
Si alguien me preguntara cual es la mayor estupidez que he hecho en mi vida, invariablemente siempre contestaría que intentar entablar una conversación con alguien a quien no conozco de nada.

Y no es porque normalmente no hable con personas a las que no conozca de nada a lo largo del día, todo lo contrario, es raro el día en que una persona a la que no he visto en mi vida no termine contándome sus problemas. Seguramente es porque tengo cara de confesor o yo que sé.

El problema surge cuando, a raíz de lo que te cuentan, intentas dar tu opinión, tu punto de vista. Entonces esa persona te mira con cara de 'tío, no me psicoanalises, que no me conoces de nada'. Ese es el momento en el que me asalta la duda de si estaré haciendo el canelo.

Me quedo pensando si no sería mejor cortar en seco y decirle 'Chacho, no me coma el tarro, páguese un psicólogo, ¡joder!'. Otras veces incluso llego al autoconvencimiento de que esas personas no quieren consejos u opiniones, sólo alguien que las escuche.

Pero no me sirve de mucho. Todo se me desbarata cuando se interpone ese incómodo silencio y el otro pregunta '¿Qué cree usted?'. Y ante la pregunta de marras comienzo a hacer camangos dialécticos para que, de todas formas, al final, vuelva a ver esa cara de 'tío, no me psicoanalices, que no me conoces de nada'.

El otro día en el bar de la esquina alguien ojeaba un periódico y despotricaba contra el gobierno y todo lo que hacía, desde la ley para matrimonios de gays y lesbianas hasta el plan hidrológico nacional, que bien pensado es un gran salto teniendo en cuenta que el plan hidrológico nacional actual poco o nada tiene que ver con el gobierno que tenemos hoy día, pero bueno. La cuestión es que cuando termino de despotricar se volvió hacia mi y preguntó “Bueno, ¿Qué piensa usted?”. Le dije que debería aprender a leer.

Terminaré pensando que vale más follar con desconocidos que hablar con ellos...

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris