Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El vigilante tuerto

José Francisco Sánchez (Valencia)
Redacción
sábado, 16 de julio de 2005, 22:26 h (CET)
Con Dalí no murieron las extravagancias sino que, por el contrario, se transubstanciaron hasta llegar a las mayores magistraturas. ¿Se imaginan la confianza que puede inspirar un vigilante de playa con un parche en el ojo y con un aviso, al pie de la trona, en el que deja bien claro que sólo tiene ojos para las señoras? Pues, de momento, no puede pedirse más. Ya hace bastante tiempo que el Consejo General del Poder Judicial dio el espaldarazo inaugural al flamante Observatorio contra la Violencia Doméstica.

A pesar del nombre, que como muchas otras apariencias engaña, la institución, dedicada a la protección de la mujer, ha excluido totalmente en sus investigaciones y propuestas al torpe y malevo género masculino. Igualdad pero no para todos. Vaya guasa lo que puede llegarse a hacer con los dineros públicos. El prolongado, extraño e insolidario mutismo del Observatorio en cuanto a un problema de violencia tan flagrante como el de la sistemática represión genital, llevada hasta el límite con las sanguinarias mutilaciones rituales infantiles, en las que precisa y estadísticamente, son los pequeños varones los que llevan la peor parte, cubre de oprobio todas las actuaciones de la entidad. El Observatorio contra la Violencia no ha tenido, hasta la fecha, interés alguno por las carnicerías que se perpetran cotidianamente contra los niños porque se ha fijado la maniática misión de dedicarse sólo y exclusivamente a proteger a las niñas. No todos los obsesos andan agazapados entre los áridos matorrales de las playas nudistas... El vigilante está loco.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris