Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Bromas aparte   -   Sección:   Opinión

La nación que no cedió

Ezequiel Estebo
Redacción
martes, 12 de julio de 2005, 23:49 h (CET)
¿Y si Madrid hubiera ganado los juegos? ¿Hubiera Al-Qaeda puesto una nueva bomba en Madrid? Según dicen los "intelectuales" de siempre, esta bomba sigue la secuela de venganza de Irak. No sé, yo no lo tengo tan claro. Entonces, ¿si hubiera ganado París no hubiera tenido una bomba? Yo creo, y la inmensa mayoría de las personas con las que he hablado así lo creen también que sí; que igualmente hubiera tenido que sufrir el atentado correspondiente; porque contra lo que aquí se está atentando no es contra los partícipes de la guerra de Irak, sino contra Occidente, en su sentido más amplio geográfica e históricamente hablando.

La masacre del 11-M, M de marzo y M de Madrid, puso de manifiesto la debilidad de una sociedad cuando la moral y los principios y valores fundamentales no tienen arraigo en ella. La sociedad española presa de su propia fragilidad se arrastrada a justificar a los verdugos, aún más que a eso: a exculparlos. Lo que sucedió entre el 11 y el 14 de marzo fue que la sociedad española eximió de responsabilidades a los verdugos y condenó a quienes habían velado por su seguridad. Acusar de "asesinos" a los dirigentes de la nación, por más que se estuviera en desacuerdo con las políticas adoptadas, fue tanto como eximir de culpa a los asesinos.

Un año y unos meses después le ha tocado a Londres, tras salir elegida sede de los juegos olímpicos de verano del 2012. Como no, algunas voces ya han apuntado a la estela de venganza de Irak. Parece como si Al-Qaeda, antes de Irak, nunca hubiera atentado. Uno se pregunta, cuando escucha a estos fenómenos de la adivinación, si tal como apuntan todo se debe al desquite de la guerra porqué a nadie se le hacía desconocido el nombre de Al-Qaeda cuando apareció el 11-M en Madrid matando a inocentes, sembrando el terror en las calles e intimidando a la gente hasta la cobardía. Pero es que además, si de Irak se tratase parece que lo lógico hubiera sido hacerlo al revés, ya que Reino Unido sí intervino militarmente en la guerra, y España tan sólo dio apoyo humanitario. Pero bueno, estas son las cosas de querer defender a capa y espada contra viento y marea lo que es insostenible e indefendible.

Lo único que buscaba Al-Qaeda en España el 11 de marzo era desestabilizar el estado de derecho; y lo consiguió. Lo único que buscaba el pasado día 7 en Londres, era desestabilizar el estado de derecho, y no lo ha conseguido.

El escollo que se encontraron los terroristas en Reino Unido es que los ingleses, que también se opusieron de forma masiva a la guerra de Irak, tienen un acusado sentido de la nación, de quienes son ellos y de quienes son los asesinos, de quien es en esta historia la gente honrada y las víctimas y quienes son los asesinos y los terroristas. No tienen un lío mental donde se confunden víctimas con verdugos, ni hacen lo posible por vaciar su sociedad de los principios fundamentales que la sustentan. La libertad, la solidaridad, la unión de un pueblo, la fuerza de una historia, de un pasado en común, no se han puesto en entredicho. Nadie se ha vendido por un puñado de votos.

En descargo de los españoles, algunos pretenden ahora buscar excusa en que aquí había unas elecciones. Si allí las hubiera... Si allí las hubiera, lo mismo. Yo creo, y ustedes también lo sospechan, que aunque hubieran estado a tres días de unas elecciones, la actuación hubiera sido idéntica a la que ha sido.

España como nación cedió ante el terrorismo. De imperio a derrotada por sus complejos. Triste. Triste, realmente.

Londres está dando una lección al mundo, al mundo y en particular a España. Así se actúa. "Los ciudadanos y Gobierno han actuado de una forma que nos hace sentir orgullosos". Estas han sido las palabras del jefe de la oposición, Michael Howard. Menuda diferencia. Claro que en Londres la oposición son los conservadores, y en Madrid era el PSOE.

¿Creen ustedes que si cuando España intervino en Kosovo pone un grupo terrorista una bomba en Madrid entonces el PP hubiera acusado de asesinos a los socialistas? ¿Cuando apareció el tema GAL salió el PP a la calle a llamar "asesinos" a los socialistas? ¿Creen ustedes que si hoy viene un grupo afgano y nos pone una bomba, saldría el PP a gritar "asesinos" contra los socialistas? Yo creo que la respuesta a todas estas preguntas es no, y sospecho que ustedes también lo creen.

El sr. Rubalcaba, piensa el ladrón que todos son de su condición, ha acusado a Aznar de hacer una diplomacia paralela para desprestigiar a España. Yo dudo mucho que Aznar haga nada por hacer daño a España, al menos deliberadamente; pero desde luego, lo que sí que tengo muy claro es que no lo necesita. Este señor ha acusado a Aznar de estar colgado en el 14-M. Yo lo que temo, es que una vez más salen los complejos a relucir. Más bien, lo que sucede es que es el ejecutivo de Moncloa el que está colgado en el 14-M, ante los que les votaron, ante los que no les votaron y ante el mundo.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris