Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   MARRUECOS   -   Sección:   Internacional

La doble actitud de los marroquíes frente al 11M y el 7J

Redacción
jueves, 14 de julio de 2005, 23:03 h (CET)
Mohammed Khalid / Corresponsal en Marruecos
Londres despertó herida aquel Jueves 7/7. Apenas tuvo tiempo para saborear su éxito olimpico. Fuertes explosiones perturbaron su normalidad conocida por su perfeccion. Hubo muertos, centenares de heridos y una larga lista aún por cerrar. Los preparativos para el 2012 se inician en el dolor. Un dolor que ya conocieron otros paises de distintas áreas culturales, como son España y Marruecos.

El 11 de Marzo del 2003, las vias férreas de Madrid tambalearon bajo fuertes explosiones sincronizadas, algo similar a lo que ha ocurrido en autobuses y en el subsuelo londonense. Muchas víctimas de diferentes nacionalidades registró Madrid aquella mañana.

En menos de 24 horas después de la matanza de Madrid, y apenas liberados del efecto sorpresa, las calles marroquíes empezaron a moverse. Miles de ciudadanos de este pais africano-musulmán y de todas las tendencias y confesiones, salieron a la calle para expresar alto y fuerte su condena a la barbaridad y su solidaridad con el pueblo de España; “No a la barbaridad”, “solidaridad con el pueblo hermano de Madrid” y otros eslóganes acompañaban a los manifestantes por todas las ciudades del reino alauita como expresión espontánea de solidaridad de un pueblo hacia otro considerado hermano, en un momento de dolor tan sentido como compartido. Rabat, Casablanca, Tánger, Tetuán, Fez, Alhoceima y otras más ciudades vivieron durantes más de una semana al compás de estas manifestaciones.

Como si ello no fuese suficiente, la ciudadanía marroquí encargó a una delegación de representantes de la sociedad civil hacer llegar al pueblo español y a los familiares de las víctimas del 11-M, el testimonio de su solidaridad permanente e incondicional. “La ofrenda de la Amistad”, 192 cubos pintados por artistas confirmados, escolares y padres de familia, llego y se expuso en Madrid el 11 de julio de 2004. Abdellatif Laabi, poeta marroquí, escribió y publicó su poema solidario con los madrileños apenas 24 horas después de la matanza “Pueblo de Madrid, perdón”.

Los artículos de condena a este acto bárbaro contra el pueblo español, seguían cubriendo las primeras páginas de la prensa marroquí durante varias semanas después de los atentados. Todas las declaraciones, la polémica y las decisiones que acompañaron el trabajo de la comisión de investigacion sobre el 11-M, encontraban eco en la prensa del país vacino.

No hubo nada similar en este país cuando lo de los atentados del 11/9 en EEUU. Ni siquiera lo hubo cuando países musulmanes y árabes fueron víctimas del terrorismo islamista. La única vez que el pueblo y la prensa marroquíes mostraron tanto ímpetu en condenar y manifestar contra esta forma de terrorismo fue cuando Casablanca, su capital económica, fue víctima del mismo. Eso fue el 13 mayo de 2003.

Ya han pasado días después del 7/7 londinense. Los marroquíes seguro que sienten tristeza y compación por lo que ocurrió en esta capital occidental. Tanto el Gobierno como los partidos políticos y la prensa de este país han condenado oficialmente la matanza y sus autores, aún por descubrir. Pero hasta la fecha, ningún marroquí salió a las calles para gritar alto y sonoro su solidaridad con el pueblo británico como lo han hecho milllares de ciudadanos de este país africano cuando los atentados de Madrid. Hasta la fecha, ninguna ONG ni grupo de intelectuales han llamado a una manifestación –siquiera simbólica- de solidaridad con las víctimas de Londres.

Frente a esta situación, una pregunta se impone: ¿a qué se debe esta doble actitud de la ciudadania marroquí frente a un mismo acto?

Del abanico de respuestas que se pueden dar, decir que los marroquíes justican el blanco escogido por los terroristas por estar Gran Bretaña al origen del problema palestino y por ser la aliada sin condiciones de EEUU en su guerra contra el pueblo de Irak, será (esta respuesta) la más lejana de la realidad.

Lo que sí parece cercano a la realidad es que los marroquíes, que siempre han condenado toda clase de terrorismos incluido el de Estado, le guardan al pueblo español un cariño que por desgracia muchos españoles ignoran y pocos de los que lo saben lo hacen entender. España en Marruecos es un país muy particular cuya gente es en muchos aspectos diferente de la demás gente occidental. Es así como se percibe España en este país norteafricano; y es eso lo que se desprende de los resultados de la encuesta “la Imagen de España en Marruecos” llevada a cabo en Marruecos por la Asociacion marroquí de Investigación en Comunicación Intercultural-ARCI y el Centro de Información y Documentación Internacional de Barcelona-CIDOB, hecha pública, en su versión francesa, el 14-4-2005.Han asistido al acto de la presentación de los resultados de la encuesta, el señor Narcís Serra, presidente del CIDOB, el señor Emabajador de España en Rabat y varios respresentantes del Gobierno y del arlamento marroquíes.

Es justamente por ello, que los “moros” no entienden la descriminación de la que son objeto por parte de algunos políticos y medios de comunicación españoles, sobre todo en lo que atañe a la integridad territorial de su país. Si la mayoría de los marroquíes (el 87% de los encuestados en Alhocemas, por ejemplo) le tiene cariño a España, de entre los que guardan una imagen negativa de este país y son jóvenes en su mayoría, muchos citan la “posición enemistuosa de España en cuanto al problema del Sáhara”.

Varias ciudades de España han visto desfilar durante los últimos días a miles de inmigrantes marroquíes manifestando contra la actitud argelina en el Sahara y pidiendo la liberacion de sus compatriotas secuestados en las carceles argelinas en Tinduf. La prensa y los medios de comunicación audiovisuales de España ignoraron por completo esta “movida” civilizada por una causa humanitaria de un colectivo inmigrante que siempre cobra las primeras noticias cuando reeveindica derechos de extranjeria. ¿Interesan los marroquíes a los medios de comunicacion espanoles solo cuando manifiestan como inmigrantes en busca de regularizacion ? Tampoco entienden los moros, el gran interés mostrado por la prensa espanola hacia los ultimos acontecimientos del Ayún, y el gran silencio que mantiene frente a las barbaridades cometidas por las milicias armadas del frente Polisario contra los saharauis que se levantaron en los campamentos de Tinduf, la semana antepasada ni dio importancia a la intervencion de funcionarios armados del régimen de Argelia.

La ausencia de delegaciones de políticos españoles y de “Amigos del pueblo saharaui” deja sin voz a los moros del maghreb. Hace pocas semanas, políticos y responsables españoles se constituían en delegaciones, pagaban, nadie sabe con qué dinero, su viaje al Ayún en donde pretendían averiguar in situ la situación de los derechos humanos, a penas días despues de los acontecimiento que conoció dicha ciudad marroquí. Parece que la situación de los derechos humanos en los campos saharauis de Tinduf, en Argelia, después de la revuelta de la semana anterior, tiene poca suerte de despertar la militancia española ya que hasta el momento no se ha constituido ninguna delagación política o solidaria de este país ni hay en el horizonte intención de constituirla para averiguar in situ el respeto al Hombre saharaui ahí secuestrado.

Esta doble actitud de algunos medios de comunicacion y de politicos espanoles, cuyo dogmatismo ningun ciudadano espanol condena, es la que deja perplejo al pueblo marroqui respetuoso de la sensibilidad espanola compartida durante largos siglos de convivencia.

El Terrorismo es terrorismo, para este pueblo que ya lo sufrió en 2003. Los marroquíes lo rechazan y lo condenan por ser inhumano, inmoral e irreligioso. La diferencia que se puede notar en cuanto a su actitud frente a lo ocurrido en Gran Bretaña y en España, reside quizás en gran parte, en la sensibilidad compartida por la gente marroquí con el pueblo espanol. Una sensibilidad tan interiorizada que cuando algo ocurre en España se siente de inmediato en Marruecos. Estamos en realidad frente a una situación compleja, y tenemos la impresión de que los moros aplican para este país occidental un decir de su profeta Muhamad, quien aconseja a sus seguidores considerarse como un solo cuerpo en donde cada órgano siente el dolor de todos los demàs.

Noticias relacionadas

Más de un millón de venezolanos necesitan ayuda humanitaria en Colombia

El gobierno colombiano estima que la cifra podría alcanzar en pocos meses los tres millones

Los efectos económicos de las elecciones de medio mandato en EEUU

Los demócratas toman el control de la Casa de Representantes, pero se prevé que continúe la guerra comercial de Estados Unidos

Cinco claves para entender los resultados de las elecciones legislativas de EEUU

Los republicanos, a pesar de perder el control de la Cámara de Representantes, consiguen aumentar su mayoría en el Senado

Bulgaria mantendrá la solidez de su crecimiento

El sector financiero búlgaro está bien capitalizado y es más resistente a posibles shocks

Gerard Jofra presenta la biografía de su padre, el añorado humorista

Descubre la parte más desconocida del cómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris