Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna humo   -   Sección:   Opinión

Pepa Fernández no es una persona cualquiera

Quiero saber por qué programas como el suyo sufren las acometidas de la política y de la arbitrariedad
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 8 de agosto de 2012, 07:59 h (CET)
Hoy he vuelto al río. Poco después del amanecer, como siempre. Ahora que tanto calienta andar al amanecer es reconfortante, la naturaleza me reconcilia con la vida y la vida plácida y serena, lejos de los agobios laborales. Allí, en la soledad, en el silencio del fluir del río, entre los grandes árboles que cuchichean al verme pasar, todos los sábados y domingos recupero las energías que me roba la semana. Sólo estoy yo y mi radio.

La radio es indispensable compañía para recordarme cuanto de satisfactorio tiene la vida, para hacerme vivir todo lo que hay de intrascendente y de esencial, para grabarme bajo la piel la actualidad y la memoria, lo útil y lo inservible. Y la radio los sábados y los domingos se llama Pepa Fernández y es entretenimiento y es información y es compañía y es diversión y formación. Y es cultura y sabiduría y participación y encuentro y pensamiento. “Hoy no es un día cualquiera” es la feria de mi pueblo, con verbenas, tragafuegos, algodón en rama, coches de choque y una tómbola en cada esquina

Hoy no he escuchado a Pepa Fernández y nadie me ha hecho llegar la ilusión ni me ha colmado la mente entreteniéndome la mañana. Caminata baldía, mañana inane, amanecer anodino, esfuerzo sin sentido. He caminado sólo y deprisa, huidizo, furtivo, deseando llegar pronto a la torre de San Miguel para volver a bajar por la orilla izquierda del Carrión y recogerme en casa cuanto antes. Hoy mis pies, casi siempre ligeros, pesaban más y se hacían más torpes.

No sé si volveré a escuchar a Pepa Fernández cada fin de semana, nos amenazan con ello en Radio Nacional de España como consecuencia de la renovación de direcciones, jefaturas y cargos y puestos de diverso nivel. Quiero saber por qué programas como el suyo sufren las acometidas de la política y de la arbitrariedad, qué tiene que ver la calidad del programa y sus profesionales con el partidismo y con las sucesivas alternancias de los diversos partidos en el Gobierno.

Hoy he vuelto al río. Poco después del amanecer, como siempre. Ahora que tanto calienta andar al amanecer es reconfortante, la naturaleza me reconcilia con la vida y la vida plácida y serena, lejos de los agobios laborales. Allí, en la soledad, en el silencio del fluir del río, entre los grandes árboles que cuchichean al verme pasar, todos los sábados y domingos recupero las energías que me roba la semana. Sólo estaba yo y mi radio pero ya no estaba Pepa Fernández.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris