Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Un día menos  

México resiste

Juan Antonio Hurtado
Redacción
jueves, 7 de julio de 2005, 00:11 h (CET)
Todos entendemos que a la tercera va la vencida, pero en México están pensando en cambiar el famoso dicho en lugar de “a la sexta va la vencida”.Ha sido declarada La Sexta Declaración de la Selva Lacandona y con ello México alza los brazos al cielo y tienta con las manos alrededor del aire que corre por él y a través de él para poder buscar las manos de todos nosotros que ahora mismo tantea el angosto y angustioso camino por el que bordeamos tan ciegamente, o incluso peor que antaño.

México ha apartado el matorral que ocultaba un sendero que queda en la “izquierda” por el cual aun no hay pisadas firmes pero que aun esta inexplorado y por el que algunas almas valientes se han aventurado comenzando a dar a conocer a la humanidad ese otro camino. Ellos simplemente quieren, el verbo de las ilusiones, quieren un mundo mejor y se han dado cuenta desde un realismo cruel, que ha salpicado más incluso que los charcos producidos por lluvias torrenciales a sus mentes, menos obtusas que las nuestras. Esas mentes han formulado una declaración que más bien parece un poema, un poema que se llama “querer”. Quieren muchas cosas, decirlas a todo el mundo, a Cuba, a Europa, a Asia, a África, a toda América y a Oceanía que todo es posible, que todo puede ser si así lo deseas. Quieren hacer un quieren que es el más importante del querer que han querido que quisiesen que quisiéramos, ese quieren se convierte en una necesidad de querer enseñarnos la luz al final del túnel, como quizás hace quinientos años quisieron nosotros y el cristianismo enseñarles a ellos una luz que acabo por quemarles, y hoy en día quieren enseñarnos que pueden enseñarnos un mundo mejor que el que ofrecía la Iglesia hace ya algunos siglos y que aun hoy se empeña en demostrar.

Los mexicanos han ideado un plan, y no consiste en llenar bolsillos, tampoco hacer prevalecer tu idea oprimiendo la de los demás y ni tan siquiera se parece a creerse superior a todo lo de alrededor. Ese plan consiste en hacernos entender que el neoliberalismo influenciado por el capitalismo global que nos atrapa es mejorable, el plan consiste en unir en una idea común todas las diferentes ideas que tienen desde diferentes puntos de vista y contando los intereses globales de la sociedad que queda representada en un supuesto parlamento de asistencia gratuita y sin catering a la que tendríamos la obligación de ir si alguna vez esa idea prevaleciera entre todos nosotros.

México ha dado un paso al frente ha mirado hacia atrás y nos ha invitado a seguir por el camino de la izquierda, lo proponen como un camino alternativo a la mediocre actualidad, si pensásemos por algún instante que estamos sometidos a las decisiones y con ello sufrimos los daños colaterales de un estado que nos gobierna y al que consideramos la gran potencia mundial y que se ríe de todas las organizaciones que fueron creadas para asegurar la paz mundial que ellos mismos agarraron cuando Francia les ayudó frente a su padre legítimo llamado, Gran Bretaña. Agarraron la estatua de sal que se envió al Pacifico y que llamaron la Estatua de la Libertad. Ellos no saben aún el concepto de esa palabra. Esperemos que México les enseñe el camino.

Aunque esta propuesta que lanza México me agrada y la idealizo con tanta pasión, sé lo difícil y lo único que el ser humano nunca podrá hacer es poner de acuerdo a toda la población mundial, siempre habrá diferentes formas de hacer las cosas, que es lo verdaderamente importante, pues si no nos hemos dado cuenta aun, las cosas pasan porque tiene que pasar, lo que podemos variar es la forma de hacerlas y de encajarlas. Seguro que encajaré la derrota del orden actual establecido, me encantará fabricar con mis manos y la de todos vosotros un mundo mejor, aunque tenga que ser sobre las ruinas de la mediocridad.

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris