Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

La aprobación de los matrimonios homosexuales

Sergio González García

lunes, 4 de julio de 2005, 00:13 h (CET)
El pasado jueves se produjo la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, con una polvareda de gran intensidad levantada por el veto que han intentado poner desde algunas asociaciones ultra católicas como el Foro de la Familia, dirigido por el ex Secretario de Estado de Infraestructuras con el Partido Popular, Benigno Blanco, y otras como Familia y Vida. Desde las asociaciones homosexuales se ha acogido con agrado la posibilidad no sólo de contraer matrimonio, sino de adaptar niños, hecho que sólo ocurre en varios países del mundo.

La Iglesia española, apoyada entre otros por su medios de comunicación afines, caso de la COPE o el Semanario Alba, ha desacreditado desde hace una gran cantidad de meses la posibilidad de que el nombre matrimonio sea utilizado para designar a las uniones gays y lesbianas, puesto que se basan en la tradición religiosa de uno de los sacramentos más importantes impartidos desde las instituciones eclesiásticas. Al mismo tiempo recurren a hechos como el caso de que en Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, aparezca la denominación matrimonio para hacer referencia a las uniones entre personas de distinto sexo para procrear, socializar y profundizar en la educación de los hijos.

No sólo se produce la crítica desde organizaciones obispales, sino también de partidos políticos conservadores como el Partido Popular o Unión Democrática de Cataluña (UDC), que han visto como quedaban en una minoría perceptible ante el apoyo generalizado concedido desde el resto de formaciones políticas que conforman el arco parlamentario. El Partido Socialista, unido a las formaciones progresistas de la Cámara, Izquierda Unida, Esquerra Republicana y el Grupo Mixto, votaron a favor de conseguir el cambio social tan buscado en este estado desde que el movimiento gay comenzó a realizar reivindicaciones para equipararse en derechos a las familias tradicionalmente permitidas en la sociedad.

De esta manera, España pasa a ocupar el cuarto país que contempla la posibilidad de casarse a las parejas homosexuales, tras las progresistas Holanda, Bélgica y Canadá, la última en adherirse el pasado miércoles tras contar con el apoyo del partido gobernante en el país, el Partido Liberal de centro izquierda, y contar con la oposición del derechista Partido Conservador. Al igual que aquí, la polémica en este país estuvo servida puesto que la iglesia y las facciones comunicativas más retrógradas crearon una barrera en la que situaron a una parte de la población, realizando manifestaciones públicas contrarias no sólo a la posibilidad de que se casaran los gays, sino muchas veces actuando violentamente contra el movimiento homosexual. De esta manera, se estataliza una medida que ya estaba contemplada en algunos estados canadienses, pero en otros, aún no estaba formalmente recogida.

Otro de los grandes momentos se vivió un día antes cuando se aprobó la reforma de la ley del divorcio, medida que contó con la aprobación de casi todos los partidos políticos (excepto el PP que se abstuvo), aunque algunos de ellos, no compartían unos de los artículos recogidos en la reforma de la ley, el centrado en la custodia compartida de los niños que puede determinar un juez aun sin existir un acuerdo previo por parte de los padres. La medida llega más de veinte años después de la aprobación de la primera Ley del Divorcio, que fue acometida por la extinta Unión de Centro Democrático (UCD) de Adolfo Suárez, y por el entonces Ministro de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez, que pese a contar con la oposición de partidos conservadores como Alianza Popular o la propia élite episcopal, pudo sacarla adelante con el apoyo de los grupos progresistas del Parlamento español, y con la tendencia progresista de la propia sociedad española tras largos años de férreo control del dictador Franco.

Entre los puntos decisivos que recoge la reforma de la anterior ley destacan la no necesidad de plantear la previa separación de los cónyuges para conseguir más tarde la nulidad del matrimonio civil, y la posibilidad de alcanzar el divorcio por parte de todas aquellas parejas que hayan alcanzado los tres meses de casados, sin pasar previamente un año para alcanzar la separación de hecho y el otro año posterior para conseguir el divorcio, rasgos propios de la anterior ley.

En cambio, el viernes la reprobación al ex Presidente del Congreso de los Diputados y ex Ministro de Defensa, Federico Trillo, se hizo patente en la Comisión de Justicia de la Cámara Baja, al apoyar todos los partidos políticos, a excepción del PP, una medida por la que se le señala como principal responsable de la catástrofe que se produjo en Turquía un día después de las elecciones municipales del veinticinco de mayo de 2003, y en la que murieron sesenta y dos militares españoles. Al mismo tiempo se le tilda de irresponsable en la identificación de los cadáveres de los fallecidos, puesto que fue un proceso que se hizo de manera apresurada y sin ninguna legalidad formal.

De esta manera, el Partido Socialista unió a su causa al resto de formaciones parlamentarias, además de contar con el apoyo de los familiares de los fallecidos en la muerte trágica de hace dos años, y pudo poner en evidencia ante la luz pública como maneja los tempos del caso, sacando partido de una manera inteligente no sólo su actual Ministro del ramo, José Bono, sino también la situación solitaria que viven los restos del gobierno anterior, tras la crítica y culpabilidad por los atentados del 11 de marzo de 2004 en la que se vio declarado José María Aznar.

Este mismo día se produjo el cambio en la Presidencia del Consejo Europeo tras los seis meses pertinentes ocupados por Luxemburgo. El Primer Ministro británico, el laborista Tony Blair sustituirá al también Jefe del Ejecutivo, pero en este caso conservador, Jean Claude Juncker. De esta manera, el mayor de los partidarios de conseguir la ruptura con el eje franco-alemán va a intentar poner en marcha una serie de medidas para conseguir avanzar en la profundización de la construcción europea previa reflexión profunda tras los contratiempos sufridos en la Unión Europea, sobre todo las negativas de Francia y Holanda a aceptar la Constitución Europea.

Algunas de las afirmaciones más importantes realizadas por el jefe de gobierno del Reino Unido fueron la necesidad de abrir un debate profundo para determinar de manera eficaz la dirección a la que se encamina Europa, además de poner en cuestión la posibilidad de cambiar el modelo social que actualmente impera en la Unión Europea y que ya ha sufrido varios reveses de gran consideración. Entre los grandes retos destacan, principalmente, la necesidad de destinar una menor cantidad de dinero a la agricultura y la ganadería a través de los fondos de la Política Agraria Común (PAC), para aceptar la congelación del llamado “cheque británico”. Otro de los objetivos es precisar cual va a ser el final del Tratado Constitucional que se ha rechazado en varios países de la UE, ya que algunos no creen que haya finalizado, pero dudan que algún día pueda entrar en vigor.

Por último el Ministro de Asuntos Exteriores, ha utilizado la llegada a la Presidencia del Consejo por parte del Reino Unido para preparar la cumbre del G-8, el grupo de los siete países más industrializados del mundo y Rusia, en su condición de heredero directo de la antigua URSS. Esta reunión se producirá entre los días ocho y diez de julio de 2005 en Escocia, donde hay previstos actos reivindicativos contrarios a este ente económico que domina de manera profunda el mundo.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris