Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Un mundo mejor, un país mejor

Santi Benítez
Santi Benítez
lunes, 4 de julio de 2005, 00:13 h (CET)
Ayer sábado en este mundo, no sólo en este país, hemos sido testigos de cómo por primera vez varias generaciones se daban la mano en un frente común. No es el caso de otras décadas, como las de los cincuenta o las de los sesenta, en las que las generaciones se enfrentaban por no compartir ideales y formas. En estos momentos, creo que muy importantes históricamente, varias generaciones coinciden en que el mundo debe cambiar.

Leía a alguien hace poco en esos foros de dios que, con la estupidez propia de alguien que no ha visto mundo, decía que los pobres de este planeta son pobres porque quieren, en todo caso porque sus gobiernos no apoyaban la libre empresa para que su país creciera. Hay un documental que llega a nuestras pantallas que trata sobre el libre mercado en Tanzania, en donde la pesca y los productos que cultivan los nativos se cambian por armas traídas en aviones rusos.

Quizás es que no logro encontrar la utilidad a algo así, puede que no entienda como las personas se mueren de hambre para que otros empuñen un fusil, que por otra parte no sirve para llevar la libertad a nadie, sólo para sojuzgar a los hambrientos. Sin embargo, los países del primer mundo siguen fabricando armamento, siguen exportando muerte a cambio de materias primas. Y eso debe terminar.

Hoy día, y eso es algo que no es discutible, no existe razón alguna para que hayan personas pasando hambre o para que mueran de enfermedades que son curables con un simple antibiótico. No existe razón para que alguien muera de sed o de enfermedades trasmitidas a través de agua no potable. No existe razón. Por eso varias generaciones se han unido para pedir el final de esta sinrazón, por eso debe terminar. El G8 debe tener en cuenta que hoy son unos conciertos y unas manifestaciones. Mañana puede ser alguna otra cosa.

No quiero acabar esto sin dar mis felicitaciones a los cientos de miles de personas que se han congregado en Madrid, en Barcelona, en Maspalomas y en otras muchas partes de España, gente de toda tendencia sexual, para celebrar no sólo el día del Orgullo Gay, sino también que al fin todos los ciudadanos de este país tienen los mismos derechos y pueden disfrutar de ellos sin que nadie pueda decir nada al respecto.
Y expresar mi vergüenza ajena por esa penosa reunión de doscientas personas traídas por el supuesto Foro por la familia que ahora pedían un referéndum para que la mayoría de los españoles decidan si todos tenemos los mismos derechos.

Vientos de cambio se barruntan en el mundo, lo de nuestro país no ha sido poco, esperemos que lo del mundo le vaya a la saga...

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris