Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Deuda histórica

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 30 de junio de 2005, 23:51 h (CET)
El nuevo logotipo de presionar fiscalmente al ciudadano se llama deuda histórica. Como deuda histórica recibió 2.500 millones de euros la Junta de Andalucía del gobierno Zapatero. Chaves solicitaba 4.000 millones al gobierno Aznar, en este difuso concepto del que no existen teóricos. Análisis serios sorpredenderían de deudas históricas de los gobernantes a los gobernados por sufrir atrasos seculares, paro y los más bajos índices economicos. Es el mismo presidente andaluz, Manuel Chaves, que para pedir más "pasta", hablando en "politiqués" pide "un aumento de los recursos para resolver la insuficiencia financiera del sistema sanitario público, que se distribuya entre las comunidades autónomas en función de la población protegida". Money, money, por los servicios transferidos, para las operaciones de cambio de sexo que se hacen gratuitamente en Andalucía.

Si los gallegos quieren gobierno estable, Antxo Quintana vaticina el pago de una deuda histórica de 21.000 millones de euros, para menos de un tercio de población que tiene Andalucía. De renta per capita ligeramente 10 puntos superior.

Ni corto ni perezoso, ahora la Comisión Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) aprueban la reclamación para que los estatutos de autonomía reconozcan la suficiencia financiera de los ayuntamientos y que cualquier transferencia de competencias que se realice vaya acompañada de la financiación correspondiente. Vazquez, su presidente, habla de deuda histórica a los ayuntamientos que oscilan entre los 4.000 a los 6.000 millones de euros. Justifica la deuda de 120 millones de euros del famoso IAE abolido, que nos sablaban a los profesionales, tan sólo por intentar trabajar.

Elegidos los políticos, pisando moqueta, coche oficial e impecable sueldo blindado, luchan por el pueblo para conseguir más dinero. Eso dicen. Cuando lo que realmente hacen es el timo de la estampita, el tocomocho, el sablazo del cupón, el birlibirloque.

Pero se creen, que somos lerdos. ¿Quién paga las fictícias deudas de unos a otros, en una misma nación, autonomía, ente creado o por inventar?. Pues usted y todos los que financiamos la gestión de la patente de corso del electo cuatrienal.

¿Cuando pagarán la "deuda histórica del gobernante" a los ciudadanos, mal gestionadas sus administraciones y ninguneados hasta en sus derechos fundamentales más básicos?

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris